Aladierno: "Rhamnus alaternus", arbusto o arbolillo siempreverde, de apariencia tremendamente variable, se cría en todo tipo de terrenos, y es nativo de la región mediterranea. Truncado: (del verbo truncar), cortar una parte a alguna cosa; dejar incompleto el sentido de lo que se escribe o lee; quitar a alguien las ilusiones o esperanzas.

martes, 23 de agosto de 2005

Quienes somos, de dónde venimos y hacia dónde nos dirigimos

Me parece demasiado pretencioso poder escribir esta noche sobre estas tres cuestiones en unas pocas palabras, pero bueno, como creo que esto no llegue a leerse jamás, pues me da igual. Además, alguna vez tendré que hacerlo, ya que es algo que llevo mascando desde hace tiempo. Desde luego, no pretendo hacer ningún ensayo literario ni descubrir nada nuevo, particularmente cuando mi nivel cultural/ linguístico/ semántico/ etc no le llegue ni a los talones de cualquier mediocre escritor de cualquier periódico de gran tirada.
En fin, empecemos con la primera questión: ¿Quienes somos? Somos humanos, es decir, una especie animal que se ha auto-nombrado "Homo sapiens" (será que nos creemos más listos que las demás especies, aún cuando no nos hemos puesto de acuerdo para definir lo que es la inteligencia!). Desde el punto de vista fisio-biológico, simplemente un mamífero más, con la particularidad de que es extremadamente adaptable a cualquier medio, lo cual le ha convertido en una de las especies con más influencia en el planeta que hemos llamado Tierra. Dentro de la pregunta del “quienes somos” hay muchísimas otras incógnitas aún en el aire, tales como un entendimiento total del comportamiento humano, el funcionamiento de nuestro organismo (el cerebro mismo no para de revelar nuevos secretos cada día). Somos, como cualquier otra especie animal, el resultado de una serie de pasos evolutivos a consecuencia de un determinado cúmulo de circumstancias, que ha dado lugar a un organismo particularmente apto para un momento (el ahora de los útimos 200.000 años) y un lugar (nuestro planeta). Sin embargo, esa aptitud pudiera ser (o más bien lo es) tema de discusión ya que al parecer nuestra especie se creó a partir de circumstancias medioambientales cambiantes, con lo que una característica nuestra que nos da ventaja sobre otras especies es la facilidad con que nos adaptamos a un medio cambiante. Esto ha hecho que colonicemos una gran parte de la superficie seca de la Tierra, desplazando a otras especies menos “adaptables” que la nuestra.
¿De dónde venimos? Eso tampoco parece estar muy claro, existiendo todavía algunas dudas sobre nuestro pasado. De todas formas, el National Geographic con su proyecto Genográfico (https://www5.nationalgeographic.com/genographic/) nos va a dar la indicación más clara del origen de nuestra especie, y de su expansión a lo largo y ancho del mundo. Yo mismo he pedido el kit para conocer mis ancestros, y no puedo esperar a averiguar los resultados. Lo que está claro es que venimos de una línea de homínidos que andaba pululando por Africa desde hace más de 200.000 años, y que como tal, tenemos una serie de características y comportamientos que son inherentes a la especie, por mucho que nuestra cultura moderna los quiera abolir. Por ejemplo la sexualidad, algo tan natural y esencial para la especie, es una faceta que, por la razón que sea, está completamente trastocada, camuflada y oprimida, ¡por nuestra propia cultura!. El ejemplo más claro de esta contradicción está en la censura de nuestros propios medios de comunicación a las imágenes/ textos/ etc. “explícitos” de sexo entre dos (o más) personas, cuando si algo hiciera por el futuro de la especie es asegurar la procreación. Sin embargo, los mismos medios bajan el tono de censura en escenas donde se ve matar a otro ser humano. ¿Habrá algo más “anti-natural” o “anti-evolución” que la matanza de los propios?. Quizás el conocimiento del origen final de la especie acabe de una vez por todas con todos estos tabúes, aunque por otra parte, quizás los tabúes mismos no sean más que una consecuencia lógica del proceso evolutivo que la misma especie ha seguido.
¿A dónde vamos?. Pues ésta es para mí la más intrigante de las tres preguntas. Con tantos cambios en el medio que nos rodea, la mayoría (si no todos) a consecuencia de nuestras propias acciones, hace que el futuro inmediato que viene no se parezca en nada a ninguno de los tiempos pasados, con lo que no tendremos ninguna referencia para actuar con respecto a los cambios brutales que parece que se avecinan. Sólo nuestra probada capacidad de adaptación a los cambios, que tan bien nos ha servido hasta ahora. Sin embargo, ¿nos servirá de igual manera para enfrertarnos a este futuro tan incierto? Al parecer nunca antes en la historia de la Tierra se han sucedido cambios medioambientales a semejante ritmo como hasta ahora (quitando claro está eventos catastróficos tales como meteoritos, volcanes y similares cataclismos naturales). Todo esto hace que el futuro al que irremediablemente nos dirigimos sea un tiempo emocionante, pero que a la vez da miedo: el miedo a lo desconocido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comments? ¿Algo que decir?