Aladierno: "Rhamnus alaternus", arbusto o arbolillo siempreverde, de apariencia tremendamente variable, se cría en todo tipo de terrenos, y es nativo de la región mediterranea. Truncado: (del verbo truncar), cortar una parte a alguna cosa; dejar incompleto el sentido de lo que se escribe o lee; quitar a alguien las ilusiones o esperanzas.

lunes, 26 de septiembre de 2005

La Singularidad que viene

Todo está cambiando. Nadie puede dudar eso. Y además son cambios cada vez más rápidos, tanto que a veces me da vertigo asomarme al futuro que viene. Y no es para menos. Abundan los que creen que el fin de nuestro mundo está a la vuelta de la esquina, y razones no les faltan: no hay más que pensar en el cambio climático irreversible que estamos viviendo y las consecuencias globales que el mismo accarrea (todo el mundo sabe a estas alturas lo que conllevará el bloqueo de la corriente termosalina del Atlantico Norte, por poner un ejemplo). Tambien se habla mucho de la crisis energética (the oil peak!), el crecimiento imparable de la población humana junto con la extraña exacerbación de los nacionalismos (en lugar de tender al mestizaje de las razas, parece que en cada vez más casos, se tiende a acentuar las diferencias!), que parece incrementar la tensión social (más guerras?). Otras desgracias que están en camino son la inminente pandemia de gripe aviar/ humana, e incluso se habla de que la Tierra está en rumbo a una posible colisión con un asteroide que sucederá antes del final del presente siglo, posiblemente dentro de los próximos 20-30 años. No se hablaba antiguamente de los cuatro jinetes del Apocalipsis? Cualquiera podría pensar que algo parecido se nos viene encima.
De todas formas, acabo de leer un artículo esperanzador en el New Scientist en el que se hace una previsión del futuro que viene, y aunque reconoce que nos aproximamos rápidamente a un momento de alguna forma crucial para la historia humana, este momento historico no es sin embargo tan catastrófico como otros lo pintan. Al contrario, la humanidad está evolucionando de una forma exponencial hacia ese momento llamado “singularidad” (“a time when the pace of technological change will be so rapid and its impact so deep that human life will be irreversibly transformed”), que según el autor del artículo rondará alrededor del 2020.
El caso es que nos encontramos en un momento increíble de la historia humana que de alguna forma nos hace privilegiados de estar aquí para vivirlo. La cuestión es si nos tocará presenciar el lado positivo de la singularidad (los avances tecnológicos y demás), o por el contrario si seremos testigos del final del mundo tal y como lo conocemos.
A recordar: el año 2020…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comments? ¿Algo que decir?