Aladierno: "Rhamnus alaternus", arbusto o arbolillo siempreverde, de apariencia tremendamente variable, se cría en todo tipo de terrenos, y es nativo de la región mediterranea. Truncado: (del verbo truncar), cortar una parte a alguna cosa; dejar incompleto el sentido de lo que se escribe o lee; quitar a alguien las ilusiones o esperanzas.

lunes, 30 de enero de 2006

50 millas por hora

Como muchas otras mañanas, he conducido para ir a trabajar. El tráfico como de costumbre no estaba mal, ya que por fortuna para mí, yo me dirijo en dirección contraria al del resto de los demás (acaso no es lo que hago con el resto de mi vida?). Para relajarme, escucho el programa de noticias y actualidad en la radio. Me encanta perderme en los comentarios y conversaciones de otras personas por lo general mucho más elocuentes que yo. A menos, claro está, de que se trate de algún político en defensa de los intereses de su partido, y atacando a alguno de los partidos opuestos. No los aguanto. Me parecen todos igual de mezquinos y deshonestos.
En el programa de radio de hoy, aparte de machacar con el resultado de las elecciones palestinas (qué vamos a hacer ahora que ha ganado Hamas?!), han vuelto a insistir en el cambio climático que el desarrollo humano está provocando...
Los otros coches me adelantan. De hecho, todos los coches me están adelantando. Voy a 50 millas por hora (+/- 80km/h) en una autovía de tres carriles, lo cual hace que otros me describan como a un pensionista octogenario, no por la apariencia (espero) si no más bien por la velocidad al volante. Voy a esta velocidad porque una vez comprobé que el coche gastaba casi la mitad de combustible que cuando iba a la velocidad media del resto de los coches, es decir, a unos 120 km/h. Cuando un depósito lo gastaba en una semana, ahora me dura para dos. Contando que llenar el depósito me cuesta unas £50, me estoy ahorrando unas £100 al mes!. El coche también contamina menos, ya que consume menos combustible, pero eso no lo noto. Rodeado de coches como estoy en mitad de la carretera, la contaminación de un coche más o menos no se nota. La contaminación es lo de menos...
Los coches me siguen adelantando. Parece que soy el único en esta autovía que, o no tiene prisa, o se ha dado cuenta lo que se está ahorrando al ir más despacio. O será que a los demás conductores esto les parecerá ridículo o sin sentido?. De nuevo, me inunda la sensación de ir en contra corriente. De todas formas no me importa mucho, y de hecho, voy la mar de a gusto. Yendo más despacio tengo más tiempo para disfrutar del paisaje, voy más relajado, menos estresado. Por lo visto, la mecánica del coche también sufre menos a esta velocidad, con lo que el coche me durará más tiempo sin reparaciones. Tardaré más en cambiarlo por otro nuevo, con lo que ahorraré aún más...
Tengo un camión detrás que se me está arrimando demasiado. Voy demasiado lento para él a pesar de ir en el carril de los más lentos. No me puede adelantar ya que en el siguiente carril hay demasiados coches para un vehículo tan pesado como él, con lo que por lo menos intenta hacerme ir más rápido a base de pegarse a mi “trasero”. La verdad es que no me molesta, sino que me hace gracia, y me da algo de pena también, aunque no entiendo porqué. Pillo la última desviación que me lleva hacia mi destino. En el programa de radio insisten en que todas las indicaciones apuntan a que el cambio climático es más dramático de lo esperado, y que las consecuencias pueden llegar a ser catastróficas para todos si no se toman medias urgentes como congelar la emisión de gases que agraban el efecto invernadero. Machacan con que debe ser un esfuerzo de todos, no sólo de los gobiernos de todo el mundo sino de cada ser humano. Deben estar locos. Ya lo sabe todo el mundo, lo de la contaminación es importante, pero siempre y cuando no me toquen lo realmente importante, que es llegar cuanto antes al curro para después acabar enseguida y que nos de tiempo a realizar alguna que otra tarea justo antes de volver a casa a tiempo para ver la última entrega del "CSI". Puf!...
Parece que haga lo que haga un diminuto individuo, el comportamiento general del hormiguero preferirá seguir a 120 km/h, y acelerando...