Aladierno: "Rhamnus alaternus", arbusto o arbolillo siempreverde, de apariencia tremendamente variable, se cría en todo tipo de terrenos, y es nativo de la región mediterranea. Truncado: (del verbo truncar), cortar una parte a alguna cosa; dejar incompleto el sentido de lo que se escribe o lee; quitar a alguien las ilusiones o esperanzas.

miércoles, 10 de mayo de 2006

Cotilla

Me he vuelto un cotilla. Me ha enganchado el tema de mirar los diarios de otros bloggers, y no sólo eso, tambien insertar comentarios. Uno se siente como un "voyeur", como el que hace llamadas por teléfono para jadearle al oido al desafortunado desconocido, nervioso a veces por adrentrarme en las intimidades de otros, como si de una cita a ciegas se tratase. Posiblemente sería catalogado por muchos como un desequilibrado mental, desperdicio social, etc, etc. Pero el caso es que sólo lo hago a escondidas. Del ordenador para afuera creo que soy un bicho normal. Sin embargo, nadie sabe quien es el que está detrás de estas palabras (o por lo menos por ahora), ni si quiera mi pareja. Es curioso, ya que el otro día me dijo que en su curro le habían pedido que hiciera un blog personal concentrado en su propia circumstancia de mujer embarazada, es decir, que hablase de sus ilusiones, agobios, molestias, relaciones con los demás a consecuencia del embarazo, etc. La idea era publicarlo en la página official del curro como un artículo semanal. Sin embargo declinó la oferta al considerar, según me dijo, que no podría exponer sus intimidades en el internet, que le daría vergüenza exhibirse de esa manera para entretener al personal. Intenté animarla insinuando que usara algún seudónimo o algo parecido, pero por lo visto eso estaba de primeras descartado en su curro. Debiera ser algo personal e intransferible.

Ella se negó. Y yo, mientras hablaba con ella, me dí cuenta de que tengo mi propio blog del cual no sabe nada. Hummhh… ¿La estoy engañando? Ocultar algo se puede considerar como un engaño, pero seamos honestos, quién va por ahí diciendo la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad, eh?. Algún voluntario/a?. Yo no. Yo soy un mentiroso patológico, sobre todo porque tiendo a exagerar sin darme cuenta, e incluso a veces me invento historias que no vienen al caso durante una conversación y las suelto sin más. Lo peor del caso es que ni lo planeo, ni lo hago conscientemente, simplemente me salen!. Pero son todas mentirillas “blancas”, o por lo menos eso quiero creer. Y sin embargo, estoy convencido que no estoy solo en el menester de mentir. De hecho esto de mentir es tan humano como el cotillear.

Anyway, ya está bien de tanto mentir, digo escribir por ahora. Voy a seguir cotilleando por ahí a ver qué me encuentro...

5 comentarios:

  1. Por fin el cotilleo puede ser reciproco sr. Anonymous! Si no supiera que ha leido ud. el libro El poder del ahora (en dos idiomas) me preocuparía por lo de su tendencia compulsiva a la mentira, pero así no tiene importancia...
    (si algún día decide compartir su blog con su pareja, acuérdese de borrar este post;))

    ResponderEliminar
  2. Dear Crisy
    Me halaga que me trates de ud.(te importa que te trate de "tú"?), aunque a la vez haces que me sienta más viejo de lo que pudiera ser.
    No te creas todo lo que lees por ahí. Te voy a ser sincero (aún más!): El Poder del Ahora sólo lo leí en español. Aún así, no entiendo cómo lo relacionas con lo de la mentira. Con lo de ser un mentiroso patológico quiero decir dos cosas: primero que soy sincero al admitir mi condición humana, y segundo que "miento" al exagerar sobre ella (esto me suena a estar mal de la cabeza!)
    Por otra parte, y ya que has sacado el tema, me gustaría saber cual es la mentira más gorda que jamás has soltado. Y tu última? Si no respondes serías una mentirosa patológica? Recuerda que mentir es no decir la verdad, toda la verdad, y nada más que la verdad

    ResponderEliminar
  3. Trataba de ud. al sr. Anonymous pero ahora que conozco tu "nombre" (de planta) tal vez pueda tutearte (si me lo permites).
    Puede resultar primitivo, pero tengo una especie de "baremo" para establecer la compatibilidad que pueda haber entre una persona y yo sabiendo los libros que ha leído (no me refiero a la cantidad). El Poder del Ahora es un libro muy muy significativo y no llega a tus manos si no tienes ciertas inquietudes.
    Y respecto a la mentira... (no vale reirse!) Tengo el examen teórico de condurir dentro de una semana y mi profesor en la autoescuela me infravalora terriblemente. No me cree cuando le digo que me he estudiado cosas peores en menos tiempo. El caso es que esta mañana he tenido 14 (!!!!) fallos en un test, y para que no me comiera la cabeza he apuntado 6:S:$ (pero eso es sólo una mentirijilla)

    ResponderEliminar
  4. Evidentemente no es la mentira más gorda. Si te has olvidado, bueno, si no te has atrevido a decirla, entonces me estás ocultando una realidad. No me puedo creer que seas tan mentirosa como yo!

    ResponderEliminar
  5. Sorry, no pensé en la más gorda sino en la última. Pero en general procuro no hacerlo, porque la mentira es signo de inseguridad, debilidad y miedos.
    (Sigo intentando recordar una gran mentira que haya dicho pero no lo consigo... aunque seguro que la hay. Queda pendiente.)

    ResponderEliminar

Comments? ¿Algo que decir?