Aladierno: "Rhamnus alaternus", arbusto o arbolillo siempreverde, de apariencia tremendamente variable, se cría en todo tipo de terrenos, y es nativo de la región mediterranea. Truncado: (del verbo truncar), cortar una parte a alguna cosa; dejar incompleto el sentido de lo que se escribe o lee; quitar a alguien las ilusiones o esperanzas.

martes, 23 de mayo de 2006

Let's beat the drought together


Hace unos días recibí una carta de Thames Water (la compañía que nos vende el agua potable por estos lares) titulada igual que este post. Por lo visto, tenemos sequía en Londres!!. Ya lo anunciaron los medios de comunicación hace cosa de una semana, aunque más que un anuncio, fue una repetición de una copla bastante repetida: cada vez hay menos agua potable disponible por cabeza, y la excusa este año es que está lloviendo poco. POCO??!! Desde que lo escuché hace ya más de una semana no ha parado de llover todos los días, y la temperatura máxima no ha subido de los 15°C, con lo que poco se habrá evaporado!!. No es que ésta sea o haya sido la tónica durante todo el invierno, pero seguro que ha caido más agua que en mi Córdoba natal, que no llueve desde Dios sabe cuándo, y la temperatura ronda ya los 30°C. Para mí, cuando se hablaba de sequía en España, yo lo veía con mis propios ojos: los días soleados, temperaturas agradables, los campos secos y polvorientos, etc, etc. Sin embargo, por aquí es distinto: frío, húmedad, prados y parques verdísimos con los bosques frondosos y exuberantes, la tierra mojada, y en lugar de polvo, verdina. Pero sigue haciendo falta agua, al menos de la potable.
Según Ken Livingstone (el London Mayor), es porque un gran volumen de agua potable se pierde por fugas de las antiguas cañerías de Londres (que tienen más de siglo y medio según dicen por ahí). De acuerdo con Thames Water, es porque este año ha llovido poco y la capa freática está muy por debajo del nivel normal. La compañía quiere dinero para construir una desalinizadora en el Thames, el London Mayor quiere que se gasten el dinero en reparar las cañerías. Los dos tienen razón, y los dos se equivocan: el problema es que somos demasiados y no paramos de crecer (yo soy el que menos se puede quejar con el inminente crecimiento demográfico en mi propia casa!!). Pero decir eso significaría echar más leña al fuego de otros problemas (inmigrantes ilegales, tensiones entre distintos grupos raciales o étnicos, etc, por ejemplo), y es algo que no pueden decir en público, pero que todos saben.
Solución: Parar. Parar completamente. Todo de una vez... Y ver cómo se marchitan las macetas del jardín...

4 comentarios:

  1. Córdoba Córdoba? mmm, no te imagino yo con acento andaluz... argentino a lo mejor...

    ResponderEliminar
  2. Argentino? Alguna idea predeterminada sobre los cordobeses españoles? Te has cruzado con muchos ultimamente?

    ResponderEliminar
  3. En absoluto, sólo q me has roto los esquemas, ahora te tengo que añadir el deje andalúz:)

    ResponderEliminar
  4. Looks nice! Awesome content. Good job guys.
    »

    ResponderEliminar

Comments? ¿Algo que decir?