Aladierno: "Rhamnus alaternus", arbusto o arbolillo siempreverde, de apariencia tremendamente variable, se cría en todo tipo de terrenos, y es nativo de la región mediterranea. Truncado: (del verbo truncar), cortar una parte a alguna cosa; dejar incompleto el sentido de lo que se escribe o lee; quitar a alguien las ilusiones o esperanzas.

lunes, 12 de junio de 2006

Looking for something in which to believe…?

Aquel día hacía mucho calor (lo habitual por otra parte en los veranos cordobeses), y era la hora de la siesta. Un momento ideal para escaquearse de todo y leer un rato. Rham encontró un libro de Krishnamurti (http://www.kfoundation.org/) que su padre siempre tenía a mano, y empezó a leerlo. El libro trataba sobre las conversaciones que este filósofo/ humanista/ pacifista/ etc. (aunque ante todo un hombre sabio), había tenido a lo largo de su existencia, y básicamente las transcribía y organizaba por los temas que Krishanmurti tocaba. Le pareció interesante, aunque a veces un poco difícil de leer o interpretar, dado el estilo metafórico a menudo usado por el autor. La lectura veraniega continuó por algunos días hasta que su padre lo sorprendió: "Si te gusta este libro, mejor que leas este otro primero. Creo que las ideas son más claras y fáciles de entender". Entonces, su padre le mostró el libro de "El Poder del Ahora" de Eckhart Tolle (http://www.eckharttolle.com/home.php). Nada más abrirlo y leer las primeras páginas Rham se quedó impresionado con el contenido. Aunque no fuera un texto que se pudiera leer "de un tirón", gran parte del libro le abrió las puertas de lo que hasta ahora consideraba como mera "filosofía barata", o más bien "psicología de autoayuda de bolsillo". De repente se dio cuenta de lo trascendental del mensaje principal del libro y de las implicaciones para su propia vida.

Una de las cosas que le llamó bastante la atención era el tema de la meditación y los beneficios que deportaba, entre los cuales destacaba la posibilidad de alcanzar la llamada "iluminación", que, entre otras cosas, parecía ser la clave para un estado de felicidad permanente!. Se sintió curioso al respecto e investigó el tema. Gracias al Internet (prodigioso invento por cierto, la mayor librería gratuita y sin suscripción al alcance de cualquiera, y mucho más…) descubrió que Eckhart Tolle no era sino uno más de los muchos "gurus" que enseñaban los secretos de la meditación, y que ya había un mercado muy competitivo con dvds/vídeos, libros, charlas/ conferencias y seminarios (pagando por supuesto!), etc, etc.
...(continuará)...

1 comentario:

  1. Qué gracioso, siempre hablas de ti mismo en tercera persona?:) Para mi El Poder del Ahora es una "neobiblia" que hay que tener siempre a mano... por cierto, hace mucho que no lo leo...

    ResponderEliminar

Comments? ¿Algo que decir?