Aladierno: "Rhamnus alaternus", arbusto o arbolillo siempreverde, de apariencia tremendamente variable, se cría en todo tipo de terrenos, y es nativo de la región mediterranea. Truncado: (del verbo truncar), cortar una parte a alguna cosa; dejar incompleto el sentido de lo que se escribe o lee; quitar a alguien las ilusiones o esperanzas.

lunes, 31 de julio de 2006

Kevin & the foxes


Kevin es un inglés como muchos de los que se ven por aquí. Tiene tatuajes hasta detrás de las orejas y bebe cerveza a diario, tanta como para quedarse ebrio antes de acostarse. “It helps me falling asleep”, me dijo un día. Lo dijo como en broma, pero me parece que realmente lo decía en serio. La bebida también le habrá ayudado a adquirir la típica y tremenda “barriga cervecera” que pasea. Estuvo en prisión por una ofensa menor (realmente no sé por qué), y está separado o divorciado una vez. Tiene tres hijos de su primera mujer (de los que una todavía vive con él), y dos con la segunda y presente pareja. Trabaja (a destajo, a juzgar por el número de horas) como mecánico de autobuses, y es un auténtico manitas. De hecho, ha redecorado su casa y su jardín de arriba abajo (aunque con un gusto… digamos opuesto al mío propio), se arregla su coche y el de sus parientes cercanos, y alguna que otra vez también me ha reparado el mío.
Lo primero que hace al llegar a casa después del trabajo el abrir una lata de cerveza (“clic-ptssss”, y ya sabemos que ha venido), y de ahí pasa a su hobby favorito: alimentar a los zorros de Clothworkers Wood. Es tan paciente/ persistente con su tarea que incluso a conseguido que “Two Socks” (una zorrita con las patas delanteras negras, como calcetines, y de ahí el nombre) coja la comida que le pone a apenas medio metro de su mano.
Ayer le pude hacer esta foto. “I don’t go to the pub, y’know, so I spent my money in food for the foxes, y’know”, me decía con los ojos ligeramente enrojecidos y la voz como gangosa, después de la tercera o cuarta (o quinta?) lata de Carlsberg, y mientras le echaba carne asada y queso a “Two Socks”.
Muy buena gente, este Kevin. Me cae bien.

Avaricia

Quiero escribir. Pero para ello necesito tiempo. Quiero escribir cuando me viene una idea, en el momento en el que recibo la “inspiración”, y no varios días más tarde. Quiero estar solo para poder escribir tranquilo, para poder leer a gusto, y para poder pintar y jugar con imágenes con el ordenador. Pero sin embargo no completamente solo. Quiero tener a mi familia junto a mí, y saber que de alguna manera me necesitan, así como yo los necesito a ellos. Quiero una casa más grande para que quepamos de sobra los residentes y cualquier visitante, y para poder perderme o aislarme cuando quiera. La quiero sin vecinos a los lados (“detached” como dicen por aquí), con un jardín mucho más grande del que tengo ahora y rodeada de campo o bosque, pero no demasiado lejos del resto del mundo, sino lo justo para encontrar en ella mi refugio de soledad y tranquilidad, y a la vez estar cerca del resto de la sociedad. Quiero socializar más, conocer a más gente, abrir mis contactos, mis fronteras. Quiero más sexo, pero sin ninguno de sus “efectos secundarios”. Quiero una moto como la que tuve, pero esta vez nueva y que funcione. Quiero volver a jugar a squash y prepararme en serio para ganar la dichosa liga. Quiero volver a escalar, (a aprender más bien, que de amateur barato nunca he pasado!). Quiero una de esas cometas gigantes para jugar con ella en la explanada de Blackheath, o para aprender “kite surfing” en la playa. Quiero aprender a volar con parapente. Quiero hacer el curso de vela que llevo tiempo posponiendo. Quiero tener un velero para viajar libremente por el mundo. Quiero conocer y estudiar la flora y la fauna que me rodea: posiblemente muchos de esos seres vivos que me encuentro a diario a mi alrededor los vea solamente una vez en mi vida y su existencia y sus secretos pasan por mi lado de incógnito, completamente desapercibidos e ignorados, y a veces este pensamiento se me hace insoportable. Quiero estudiar el master en wildlife medicine & management en Londres, y también el curso de oceanografía en Southampton...
…La lista no es exhaustiva, por supuesto, pero en alguna parte tendría que parar…

“…So much to do, so little time…”

PS. Por otra parte, todo el mundo me dice “quien mucho abarca poco aprieta”, “la avaricia rompe el saco”. “life’s a journey, travel light”, "más vale pájaro en mano que ciento volando?", etc, etc

lunes, 24 de julio de 2006

No puedo añadir fotos en my blog!!!

No sé que le pasa al blogger.com que no me deja añadir fotos. Sin imágenes mis comentarios son menos. Si alguien dijo alguna vez que una imagen valía más de mil palabras, en mi caso un imagen lo vale todo: las palabras sólo me sirven para acompañar la imagen.

Si no me dejan poner fotos, no podré seguir escribiendo..., esto me hace sentir frustrado y furioso! Sin embargo, es extraño: esto del blogging es gratuito. Realmente no sé qué partido le sacan a mis palabras los dueños del blogger.com, pero ahí nos han dejado el medio para que los "raros" de turno nos expresemos cuando y como queramos. Y ahí está el problema, una vez que te acostumbras a un servicio, lo tomas como un derecho...

...De todas formas me sigue jodiendo horrores el no poder poner fotos!!!

jueves, 20 de julio de 2006

The Trafalgar Tavern


Pechuga de pato asada con mango, servida con salsa de cerezas y acompañada con puré de patatas y cebollinos. Se me hace la boca agua con sólo leer el menú. Aquí no sólo se come bien, sino que el sitio está genial también. "Young and posh" alguien me dijo alguna vez, y la verdad es que tenían razón, mirando a la clientela del lugar.
El Trafalgar Tavern ha sido (y sigue siendo) un lugar bastante especial para mí. Cada vez que alguien ha venido a visitarnos a Londres los hemos llevado allí para comer, o por lo menos a tomar unas cervezas. Hace algunos años, cuando trabajaba para mi otra compañía, solíamos hacer allí los "quarterly meetings". Los hecho de menos. No sé lo que recordarán el resto de la gente que venía, pero yo me tomaba esas reuniones como el que sale de copas, a beber unas pintas de cerveza entre amigos.
Anoche cené allí. Se estaba, y ustedes perdonen la expresión, de puta madre. Mesita junto a un ventanal, el Thames en marea alta (con lo que el agua se quedaba sólo a un metro de la ventana) nos separaba del Canary Wharf y su séquito de rascacielos que iluminaban la escena desde el otro lado de la ría con sus reflejos en el agua. El toque surrealista/ modernista/ curioso/ etc., pero sin duda llamativo, lo ponía el láser verde del observatorio de Greenwich (que sigue el "Meridiano 0", creo) marcaba su línea perdiéndose en el horizonte por detrás de la malograda Cúpula del Milenio. Y sobre todo una temperatura genial, proporcionada por el ocaso del día más caluroso de lo que va de año(algún record que otro se batió, según las noticias de la radio).
En fin, una velada ideal para cualquiera. Creo que mi pareja disfrutó un montón. Yo también. Al final, el camarero español que nos atendió (un andaluz criado en Cataluña pero con acento como de Cádiz) no nos cobró las bebidas. Nos hizo sentir como si estuviéramos de vuelta en España.

lunes, 17 de julio de 2006

Tu primera semana


Querido Unai
Llevas viviendo ya una semana fuera de tu madre. No creo que nunca guardes recuerdos de tu primera semana de vida, así que te los dejaré escritos aquí para que alguna vez los puedas leer.
Te estás portando estupendamente como bebé. Salvo el lunes pasado que no nos dejaste dormir a tu madre ni a mí, el resto de las noches han sido bastante buenas. Estás hecho un tragón, para el regocijo de tu madre, de tu amona y de tu abuela. Tu madre no te está dando de mamar del pecho directamente porque, entre otras cosas, dice que eres un poco bruto y le haces daño, así que se saca la leche y te la da con biberón. Según lo que dice la asociación de pediatras españoles, quizás no fuera la mejor forma de lactancia materna, pero créeme que después de la experiencia con tu hermana mayor, tu madre ha hecho la mejor elección para ti en las circunstancias en que nos encontramos. Además, te puedo decir que tu madre te está cuidando con un mimo y un cariño que no se lo había visto antes con tus hermanas.
Hablando de tus hermanas, como te podrás imaginar, te tienen como si fueras su juguete nuevo (espero que nunca se cansen o se aburran de ti!!), y de hecho ya has sido la causa de más de una pelea por los "derechos" de tenerte en brazos. Tengo que decirte que de las dos, Ainhoa es la que más "colada" está por ti: no para de intentar cogerte en sus brazos, de darte besos, de tocarte. Maria por supuesto que también te quiere mucho pero no te hace el mismo caso que la otra. No sé que le pasa últimamente que parece que halla perdido parte de su encantadora naturalidad. Ahora por ejemplo, no le gusta salir a la calle a jugar, sino que prefiere quedarse en casa viendo la tele o haciendo "sus cosas". Imagínate hasta qué punto ha llegado la situación con ella que ayer mismo la tuvimos que "castigar" a jugar en la calle, forzarla a salir de casa!!. Será que se está haciendo mayor más deprisa de lo que nos creemos? Parece como si no tuviera demasiada confianza en sí misma, y que ahora le cueste relacionarse con otros niños de su edad. De todas formas, realmente no sabemos lo que le pasa, y sólo esperamos que sea pasajero.
Hacia el viernes pasado, tu madre se puso mala de repente con fiebre alta. Al parecer algo de insolación después de salir a pasear contigo y los aitonas por el parque. De todas formas se recuperó rápidamente y de hecho el fin de semana socializamos quizás algo más de lo necesario, con "queimada" incluida el sábado por la noche y amigos nuestros que vinieron a casa el domingo para verte. Si te soy sincero, me quedé descansando (y con algo de dolor de cabeza!) cuando al final se fueron todos. Quizás me esté haciendo viejo.
Tu madre, el domingo ya por la tarde-noche mientras yo descansaba en el jardín con los aitonas, se puso a escribir su crónica para el día siguiente: algo sobre alguien que la policía de este país mató por equivocación. No entraré en detalles: no creo que te interesen por ahora. El mundo fuera de tu casa es muy complicado, y cada vez lo es más. De todas formas no te preocupes, tus padres harán todo lo posible para prepararte para cuando te llegue el momento de enfrentarte con él.

martes, 11 de julio de 2006

En mis brazos



Qué seres más frágiles e indefensos somos al nacer. Sólo puro instinto, reflejos sin motivación consciente..., o acaso algún tipo de pensamiento primitivo se le cruza ya por su cabecita? A quién le importa. Por ahora, sólo con mirarte nos basta...

domingo, 9 de julio de 2006

Surrealismo

8/7/06, por la mañana...

“Bernardo, sube por favor”. Idoia me llama.“Qué pasa que ya estás de parto o qué, tía?”. Estaba abajo, ya ni recuerdo lo que estaba haciendo. Había soltado mucosidad al ir al baño. Además tiene contracciones regulares. “Tía, tú estás de parto. Anda, prepárate y nos vamos al hospital”... Llamo al fisioterapeuta y cancelo la cita que tenía hoy a las 9 para lo del hombro.

Por el camino, imágenes absurdas se nos cruzan por la calle: el anuncio gigante de “Mission to London” del Dr Morris Cerullo (vaya nombrecito, si este tipo intentase predicar en España lo iba a tener crudo!!) Me sorprendo al pensar que todavía existan “predicadores” de este tipo. Y peor aún, gente que les sigan!!. Al poco se nos pone delante un autobús, uno de eso típicos “double-deckers” rojos que tanto abundan por estos lares. El anuncio de la parte trasera indica “Foster a smile”, con la foto de un recién nacido como parte de una campaña para la adopción de niños. “Has visto?”, le digo a Idoia. “Dentro de poco vas a tener uno como ese”.

No estaba de parto. La despachan de vuelta a casa ya que ni siquiera está dilatada. “Cuando las contracciones sean más regulares y frecuentes que venga”, nos dicen en el hospital. “O si rompe aguas también, por supesto!”.

La sempervivum está floreciendo. Tardan unos cinco años en florecer, y hoy parece que por fín veremos abrirse las flores. Parece que ha esperado hasta el nacimiento del bebé

Nos vamos a comprar algo de leche y zumo. Más que nada para hacer tiempo, ya que realmente no lo necesitamos. De vuelta a casa, la puerta del coche me da un calambre con lo que la mano me sale disparada y el hombro derecho me hace ver las estrellas otra vez. Aquella caída “escalando” de hace más de dos meses la voy a recordar por el resto de mis días. "Me cagüen laputamierda....!!!!, coñiiioo!!!!". El dolor no lo aguanto, pero intento contenerme. Al fin y al cabo, no soy yo el que lo va a pasar realmente mal hoy...

La suegra nos recibe con una noticia: se ha roto la puta lavadora!!. De todos los días del año, hoy tenía que ser!!. “En lugar de venir con el pan debajo del brazo, ya podría venir el niño con una lavadora”. Idoia se ríe de buena gana con mis comentarios. "Al mal tiempo, buena cara", pienso para mis adentros.

Sólo nos queda esperar. “Cual fue tu primer recuerdo?” le pregunta Idoia a su madre. La pregunta seguramente vino de una conversación que tuve recientemente con ella sobre la consciencia. Pensaba que el tema no le iba lo más mínimo, pero veo que algo sí que se le quedó. En el fondo quizás no sea tan “chapa” para ella como me suele decir. O quizás sólo sea la espera y la falta de temas de conversación...

Hemos alquilado la película de “Hable con ella” de Almodóvar, por eso de que están los suegros por aquí y no hablan inglés. Puro surrealismo/ hiperrealismo, como suele ser Almodóvar. Hacia el final de la película, a Idoia las contracciones le vienen ahora cada dos o tres minutos. “Mira tía, prepárate ya y nos vamos al hospital, cohones, que te vas a poner a parir en el sofá!!”, le digo, yo más nervioso que ella. “Déjame ver acabar la película, coño!, que ya no queda nada, tío!, ni que estuvieses pariendo tú!”. No hay nada que hacer frente a su respuesta. Sólo dejarse llevar.
...
...
...
A las doce menos diez de la noche, Unai decide finalmente salir. “Hola, enano”, le digo. Creo que he sido lo primero que ha visto cuando por fin consiguió abrir su ojo izquierdo...


viernes, 7 de julio de 2006

Consciencia


No muy original ya que he bajado la imagen de alguna parte. De todas formas es interesante ver lo que antiguamente pensaba la gente sobre la consciencia. Acaso hemos avanzado algo en ese aspecto? Hay alguien que sepa definir claramente y de una vez por todas la consciencia?
¿Es una mera ilusión que padecen los seres humanos, un derivado o efecto secundario de la evolución de nuestras capacidades mentales?, o por otra parte, como mucha gente quiere creer, el contacto o la expresión del alma a través del cuerpo, la evidencia de una existencia divina?
Por otra parte, ¿qué nos hace pensar que otros seres "vivos" no la tienen? ¿Aún nos creemos el centro de la "creación"? A muchos todavía les parece que sí...
...En fin, quiet Friday afternoon, little else to say, I've finished my shift, now stop thinking and go back home...