Aladierno: "Rhamnus alaternus", arbusto o arbolillo siempreverde, de apariencia tremendamente variable, se cría en todo tipo de terrenos, y es nativo de la región mediterranea. Truncado: (del verbo truncar), cortar una parte a alguna cosa; dejar incompleto el sentido de lo que se escribe o lee; quitar a alguien las ilusiones o esperanzas.

jueves, 20 de julio de 2006

The Trafalgar Tavern


Pechuga de pato asada con mango, servida con salsa de cerezas y acompañada con puré de patatas y cebollinos. Se me hace la boca agua con sólo leer el menú. Aquí no sólo se come bien, sino que el sitio está genial también. "Young and posh" alguien me dijo alguna vez, y la verdad es que tenían razón, mirando a la clientela del lugar.
El Trafalgar Tavern ha sido (y sigue siendo) un lugar bastante especial para mí. Cada vez que alguien ha venido a visitarnos a Londres los hemos llevado allí para comer, o por lo menos a tomar unas cervezas. Hace algunos años, cuando trabajaba para mi otra compañía, solíamos hacer allí los "quarterly meetings". Los hecho de menos. No sé lo que recordarán el resto de la gente que venía, pero yo me tomaba esas reuniones como el que sale de copas, a beber unas pintas de cerveza entre amigos.
Anoche cené allí. Se estaba, y ustedes perdonen la expresión, de puta madre. Mesita junto a un ventanal, el Thames en marea alta (con lo que el agua se quedaba sólo a un metro de la ventana) nos separaba del Canary Wharf y su séquito de rascacielos que iluminaban la escena desde el otro lado de la ría con sus reflejos en el agua. El toque surrealista/ modernista/ curioso/ etc., pero sin duda llamativo, lo ponía el láser verde del observatorio de Greenwich (que sigue el "Meridiano 0", creo) marcaba su línea perdiéndose en el horizonte por detrás de la malograda Cúpula del Milenio. Y sobre todo una temperatura genial, proporcionada por el ocaso del día más caluroso de lo que va de año(algún record que otro se batió, según las noticias de la radio).
En fin, una velada ideal para cualquiera. Creo que mi pareja disfrutó un montón. Yo también. Al final, el camarero español que nos atendió (un andaluz criado en Cataluña pero con acento como de Cádiz) no nos cobró las bebidas. Nos hizo sentir como si estuviéramos de vuelta en España.

1 comentario:

  1. que sitio más chulo...y cuanta historia tiene...sí, he estado por greenwich, y es muy chulo, es como un pueblecito aparte de londres...lejos del bullicio..muy chulo. Yo paso por greenwich todos los días en el docklands...desde Lewisham...no lo dudes, psaré por el trafalgar tavern a tomarme unas pints...jajaja.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Comments? ¿Algo que decir?