Aladierno: "Rhamnus alaternus", arbusto o arbolillo siempreverde, de apariencia tremendamente variable, se cría en todo tipo de terrenos, y es nativo de la región mediterranea. Truncado: (del verbo truncar), cortar una parte a alguna cosa; dejar incompleto el sentido de lo que se escribe o lee; quitar a alguien las ilusiones o esperanzas.

lunes, 17 de julio de 2006

Tu primera semana


Querido Unai
Llevas viviendo ya una semana fuera de tu madre. No creo que nunca guardes recuerdos de tu primera semana de vida, así que te los dejaré escritos aquí para que alguna vez los puedas leer.
Te estás portando estupendamente como bebé. Salvo el lunes pasado que no nos dejaste dormir a tu madre ni a mí, el resto de las noches han sido bastante buenas. Estás hecho un tragón, para el regocijo de tu madre, de tu amona y de tu abuela. Tu madre no te está dando de mamar del pecho directamente porque, entre otras cosas, dice que eres un poco bruto y le haces daño, así que se saca la leche y te la da con biberón. Según lo que dice la asociación de pediatras españoles, quizás no fuera la mejor forma de lactancia materna, pero créeme que después de la experiencia con tu hermana mayor, tu madre ha hecho la mejor elección para ti en las circunstancias en que nos encontramos. Además, te puedo decir que tu madre te está cuidando con un mimo y un cariño que no se lo había visto antes con tus hermanas.
Hablando de tus hermanas, como te podrás imaginar, te tienen como si fueras su juguete nuevo (espero que nunca se cansen o se aburran de ti!!), y de hecho ya has sido la causa de más de una pelea por los "derechos" de tenerte en brazos. Tengo que decirte que de las dos, Ainhoa es la que más "colada" está por ti: no para de intentar cogerte en sus brazos, de darte besos, de tocarte. Maria por supuesto que también te quiere mucho pero no te hace el mismo caso que la otra. No sé que le pasa últimamente que parece que halla perdido parte de su encantadora naturalidad. Ahora por ejemplo, no le gusta salir a la calle a jugar, sino que prefiere quedarse en casa viendo la tele o haciendo "sus cosas". Imagínate hasta qué punto ha llegado la situación con ella que ayer mismo la tuvimos que "castigar" a jugar en la calle, forzarla a salir de casa!!. Será que se está haciendo mayor más deprisa de lo que nos creemos? Parece como si no tuviera demasiada confianza en sí misma, y que ahora le cueste relacionarse con otros niños de su edad. De todas formas, realmente no sabemos lo que le pasa, y sólo esperamos que sea pasajero.
Hacia el viernes pasado, tu madre se puso mala de repente con fiebre alta. Al parecer algo de insolación después de salir a pasear contigo y los aitonas por el parque. De todas formas se recuperó rápidamente y de hecho el fin de semana socializamos quizás algo más de lo necesario, con "queimada" incluida el sábado por la noche y amigos nuestros que vinieron a casa el domingo para verte. Si te soy sincero, me quedé descansando (y con algo de dolor de cabeza!) cuando al final se fueron todos. Quizás me esté haciendo viejo.
Tu madre, el domingo ya por la tarde-noche mientras yo descansaba en el jardín con los aitonas, se puso a escribir su crónica para el día siguiente: algo sobre alguien que la policía de este país mató por equivocación. No entraré en detalles: no creo que te interesen por ahora. El mundo fuera de tu casa es muy complicado, y cada vez lo es más. De todas formas no te preocupes, tus padres harán todo lo posible para prepararte para cuando te llegue el momento de enfrentarte con él.

1 comentario:

  1. Enhorabuena:
    Que bonito es tener hijos...y por lo que veos, tienes ya tres...casi nada.
    Lo de tu hija es normal, cosas de la edad, a lo mejor se cela del pequeño, si no quiere salir a la calle no la obliguéis, ya se le pasará.
    Un saludo, y que disfrutes de tus hijos, sobretodo del pequeño Unai.
    Yo ya tengo ganas de tener uno, o dos, o tres...pero de momento soy muy joven y debo obtener un buen nivel para ofrecerles la mejor vida que pueda...que no les falte de nada, estudios, viajes, cariño...Por cierto, este calor de Londres no es normal.

    ResponderEliminar

Comments? ¿Algo que decir?