Aladierno: "Rhamnus alaternus", arbusto o arbolillo siempreverde, de apariencia tremendamente variable, se cría en todo tipo de terrenos, y es nativo de la región mediterranea. Truncado: (del verbo truncar), cortar una parte a alguna cosa; dejar incompleto el sentido de lo que se escribe o lee; quitar a alguien las ilusiones o esperanzas.

miércoles, 27 de septiembre de 2006

How to win friend and influence people..., y no morir en el intento!

Me encanta la BBC Radio 4. Casi todas las mañanas escucho el programa “Today” cuando conduzco al trabajo, y después, si tengo que coger el coche aprovecho y también pongo de nuevo la radio para perderme de nuevo el la conversación radiofónica. La otra vez, en el programa "You and yours" pusieron algo que me llamó la atención especialmente. Ese día se conmemoraba el 70 aniversario de la publicación del primer libro de “auto-ayuda”, y que al parecer es el que más éxito ha tenido entre los libros del mismo género. Se trata del “How to win friends and influence people”, y al parecer la intención original era como libro “educativo” para los ejecutivos y demás tipos de altos vuelos. El secreto, al parecer, es muy simple: sólo seis consejos sencillos:

- esté genuinamente interesado en otras personas
- sonría
- recuerde y use los nombres de otras personas
- anime a las otras personas a hablar sobre ellas mismas, y después, escúchelas
- pregunte y discuta sobre lo que la otra persona está interesada
- haga que la otra persona se sienta importante
Fácil, ¿no?. De hecho, esto seguro que lo sabe todo el mundo: haga felices a los demás y eso le ganará dividendos... Hmm, la verdad es que no estoy seguro de ello. Es cierto que cuando sonríes, escuchas, te interesas por los demás, etc, etc, creas un buen ambiente en torno a ti. Lo que pasa es que las circunstancias que nos rodean a veces no nos dejan, ...no sé, pero a menudo (a mí por lo menos) me apetece estar solo y pasar del resto del mundo... Otras veces por el contrario echo de menos el contacto con los demás, y el sentirme “fuera del grupo” me fastidia. Sin embargo, hay veces que es que realmente me resbalan los demás, no me apetece sonreír. También soy un escuchador pésimo: me cuesta un trabajo horrible mantener la atención en las conversaciones largas (¿realmente se me va la olla?!!), y no me acuerdo de la mayoría de los nombres....
En otras palabras, si intentara seguir los consejos dados por el programa/ libro, quizás ganara amigos e influenciara más a los demás, ...¿pero a costa de qué?... Creo que en el fondo soy un egoísta,... ¡y lo peor del caso es que no parece importarme!!!

martes, 19 de septiembre de 2006

¡DIOS ES LA OSTIA!!

Acabo de leer en El Pais digital (during my lunch break, excuse me!) una continuación de la "saga" sobre la "guerra dialéctica" entre musulmanes y cristianos:
"ELPAIS.es - Internacional - 19-09-2006 - 02:23
El presidente iraní, Mahmud Ahmanideyad, en una rueda de prensa conjunta con su colega venezolano, Hugo Chávez,…"Nosotros respetamos al Papa y a todos quienes están interesados en la paz y la justicia", subrayó, antes de agregar que "musulmanes, cristianos, judíos, todos, si verdaderamente son seguidores de Dios, son partidarios de la paz, de la hermandad…
"
Claro, a los que no creemos que existe dios (o dioses for that matter!) nos deben considerar obviamente como unos malditos herejes con nada más que corruptas y malvadas ideas…
Por otra parte, el presidente iraquí no se pone de acuerdo con su superior:
"El líder espiritual iraní ayatolá Alí Jamenei dice que el Papa se ha sumado a la "cruzada" de Bush contra el islam"
Y de perdidos al río, como se suele decir. Ahí va Al Qaeda tomando la iniciativa:
"Al Qaeda, a través de distintos grupos terroristas asociados a esta red, prometió llevar la "guerra santa hasta la derrota" de la cristiandad.
"Romperemos la cruz y derramaremos el vino... Dios ayudará a los musulmanes a conquistar Roma... Nos hará capaces de cortar el cuello... a los infieles y déspotas", señala un texto colocado en Internet por el Consejo Consultivo Muyahidin, un grupo que sirve de paraguas de Al Qaeda en Irak
."
¡¿Violento yo?! ¡¡O lo retiras o te mato!!
En fin, que siguiendo las buenas costumbres de la tradición humana, se usa la excusa de que hay por ahí un dios que me apoya (por que lo digo yo), para declarar la guerra a los que no estén de acuerdo conmigo. Y por supuesto, ahí están también nuestros amigos americanos con su "God bless America" y su guerra santa contra "the world’s axle of evil"…
Seguro que si no existiera dios (la idea del mismo, por que sólo es eso, una idea), toda esta situación tan absurda no tendría lugar…
...Pero entonces, ¿quizás no seríamos humanos?

viernes, 15 de septiembre de 2006

Pienso, luego existo


...Si por lo menos entendiéramos qué es el pensar..., ¿una mera ilusión resultado de una complicada reacción química?...
...Tanta gente pensando en el mundo... ¿para qué? Esa función que ha permitido (o más bien está permitiendo) a la especie humana expandirse y modificar su entorno de la forma más rápida que jamás se halla presenciado en la historia de la vida en este planeta...

PS. En este caso, la expresión debiera ser algo así como "sueño, luego existo"...

martes, 12 de septiembre de 2006

Hablar

Qué bonito, ¿verdad?, a todo el mundo nos gusta que los demás nos hablen, se muestren interesados por nuestras vidas y quehaceres. Nos hace sentir queridos, apreciados en el entorno que nos movemos..., o por lo menos esa es la norma, ¿no?
Pues a mí ayer lunes tanto interés por hablar conmigo acabó por tocarme las narices, mira por dónde. Tuve que trabajar en Tilbury, donde hace tiempo que no voy un lunes, y tenía turno de mañana. El primero fue Steve, que aunque no habló demasiado, ya elevó el listón de mi paciencia por encima de lo normal, con sus acostumbradas alusiones a Stark Trek y demás parafernalia ("¡Ready to set the thrusters to top speed, sir!, ¡we have enough power to launch the warp engine on your command!"..., y otras expresiones por el estilo). Luego, al poco, vino Tushar, sorprendido de verme en la oficina. Enseguida empezó a preguntarme por la familia, que cómo van los hijos, que qué tal el fin de semana, etc, etc. Yo me tenía que ir al puerto a hacer las inspecciones, y no sabía como cortarle. En una breve interrupción por Steve, aproveché para hacer una llamada al puerto y anunciar que todo estaba listo para mí: un farol, por supuesto, pero eran ya cerca de las ocho menos cuarto y todavía no había hecho nada de nada. Una vez en el puerto, la cosa fue más fluida. La conversación no se interponía con el trabajo, y estuve, como quien dice, sin parar de ambas cosas (conversar y currar) hasta casi las once, hora en que Esther vino a relevarme. Como también hacía tiempo que no la veía, se inició una conversación que tampoco tenía síntomas de acabar, aunque afortunadamente interrumpida por algo o alguien que ahora mismo no recuerdo. El caso es que no me había cundido demasiado en esas cuatro horas de trabajo, y se me iban acumulando las cosas, sin contar por supuesto la preparación de la auditoría para hoy. Cuando regresé a la oficina intenté evitar la habitación de los "technical assistants", lugar ideal para escaquearse del resto del mundo con la excusa de ir a recoger algún documento y perderse en el cotilleo general de oficina... Sin embargo, para mi frustración, apenas entré en la oficina de los inspectores, me encontré con el director que, casualidades de la vida, se moría de ganas de contarle a alguien su viaje veraniego a Sri Lanka (se escribe así, ¿no?). ¿Y quién fue el desafortunado que se cruzó por su camino? ¡Yo, quién si no!. Creo que me tuvo cosa de media hora ahí de pie, en un monólogo que a veces yo interrumpía discretamente para insertar comentarios intentando disimular mi aburrimiento, agobio y tensión con la susodicha conversación. No es que no me gustase hablar con él, sino que realmente no encontraba la situación como ideal para una charla amistosa de semejante duración!).
Después vino Carlos (breve y al grano, por fortuna), Chris (chistes malos plus cosas sindicales que no pude/quise entender), y por último, algunas de las oficinistas poco antes de irme (¡demasiada gente en un espacio tan reducido!...).
...Me sentí de lo más aliviado cuando por fín acabé y me fui. Incluso el atasco de tráfico no me importó: al contrario, me devolvió algo de mi espacio perdido..., ¡hasta que llegué a casa!.

lunes, 4 de septiembre de 2006

Desde el Zoo Training Seminar (Lincoln 2006) con cariño...

...(Justo después de mis vacaciones, mi cuerpo no puede con tanto)...
Aprovecho la hospitalidad de la Universidad de Lincoln, y el acceso que me dan al internet para poder escribir por fín: el ordenador en casa se nos "bloqueó" después de meter todas las fotos de las vacaciones del verano (no sé si a consecuencia de ello o por alguna otra causa desconocida: la madre que parió al puto ordenador de los cojones, con perdón!), pero el caso es que no pude aprovechar algunos de esos escasos momentos de privacidad en casa para descargar en el blog las ideas acumuladas en mi cerebro todo este tiempo, y mucho menos imágenes para acompañarlas. Esto me plantea un serio problema: cada día que vivo se me ocurren mil y una cosas de las que "tengo" algo que decir; sin embargo, si no encuentro la oportunidad de plasmar esos pensamientos, o cuando finalmente se me presenta la ocasión, ¡la mayoría de ellos (los pensamientos) se han ido!! ¡Dios, qué mierda de memoria me has dado!!!
Anyway, y just for the record, necesito hablar de los florecientes nacionalismos "sin sentido" en España, los inmigrantes "ilegales" allá por donde los halla, la "legalidad" de las cosas que hacemos, tanto en el trabajo como en nuestra vida personal, roturas de parejas durante el verano (lo he leido en varios medios, y me lo creo) etc, etc, y, sobre todo, lo bien que viven mi cuñado y hasta hace poco mi hermano pequeño también..., pero de nuevo, otro día será. Por ahora, lo dejaré aquí plasmado para mi futura referencia.
Y ahora, de vuelta a "socializar" un poco con los colegas de la profesión.