Aladierno: "Rhamnus alaternus", arbusto o arbolillo siempreverde, de apariencia tremendamente variable, se cría en todo tipo de terrenos, y es nativo de la región mediterranea. Truncado: (del verbo truncar), cortar una parte a alguna cosa; dejar incompleto el sentido de lo que se escribe o lee; quitar a alguien las ilusiones o esperanzas.

jueves, 26 de octubre de 2006

Pets y otros parásitos

Esta mañana hemos atrapado a cuatro ratoncitos en nuestro cuarto de baño. No es la primera vez que hemos pillado a estos roedores en nuestra casa, ni creo que será la última (esto de vivir junto a un bosquecillo tiene sus pegas). En esta ocasión, en lugar de usar otros métodos más cruentos (el cepo típico o el cartón con pegamento), pensamos que a nuestras hijas no les gustaría ver a los ratoncitos sufriendo, así que optamos por una de esas cajitas con trampilla en las que ésta permite entrar pero no salir. Nuestras hijas estaban super-ilusionadas con la posible captura, y de hecho querían quedárselos como animales de compañía (pets en inglés). No creo que el no rotundo y la explicación de que son en realidad animales salvajes las convencieran para renunciar a la idea de tener un pet, ya que cada vez que ven una cría de cualquier bichito la quieren tener como pet a toda costa. Es lo más natural, ¿no?, ya que prácticamente a todo el mundo nos han gustado los animales cuando éramos niños, y a muchos nos siguen gustando de mayores. De todas formas, yo creo que en el fondo los animales de compañía no son más que un tipo avanzado de parasitismo. Según Wikipedia, el parasitismo es una relación anisoespecífica (entre distintas especies) en la que el parásito es dependiente metabólicamente de su hospedador (dependen de nosotros para que les demos de comer, ¿no?. También, desde un punto de vista ecológico, la definición del término puede ampliarse considerablemente: el parásito también puede obtener otros beneficios de su hospedador como protección frente a depredadores o competidores (los tenemos en nuestras casas, sueltos o en jaulas, los llevamos al veterinario para que los vacune o los cure de enfermedades). Además, pueden beneficiarse de cuidados parentales (quién no ha tenido -o disfrutado con- la oportunidad de criar a un cachorrito de perro o gato con biberón, ¿eh?). Por último, es importante decir que los parásitos causan siempre algún perjuicio a su hospedador en mayor o menor grado: ¿qué hay de las facturas económicas (veterinario, comida, jaulas, juguetes)?, ¿y del daño emocional que nos hacen cuando se mueren?. Sabemos de antemano que la vida media de los pets/ parásitos es mucho más corta que la nuestra, y sin embargo, nos unimos a ellos de tal manera (o hacen que nos sintamos unidos a ellos…) que sufrimos con su pérdida como si fueran no ya un miembro cualquiera de nuestra especie, ¡sino como si fueran alguien de nuestra familia!.
Esta mañana también, en la oficina, Jo llegó tarde ya que había llevado a su conejo al veterinario. Estaba yo en la puerta cuando llegó, y sin darme cuenta de la expresión de su cara, le pregunté por el animal. No pudo responderme: se le hacía un nudo en la garganta. El veterinario le había dicho que el conejo estaba tan mal que iba a morir (cosa que ocurrió horas más tarde). Jo estaba tan destrozada que se tubo que ir a casa.
…Y es que, se mire por donde se mire, no tenemos remedio…

3 comentarios:

  1. Saben tus niñas lo que dices sobre los pobres ratoncillos?!!
    Pero creo que tienes razón, a mi hermana pequeña se le murió un hamster y le ocasionó el primer "gran trauma de su vida"...

    ResponderEliminar
  2. Calla, mujer, calla, que no sabes lo que me ha "obligado" a hacer la mayor: le ha escrito una carta al "ratoncito Pérez" pidiéndole explicaciones tales como porqué nunca lo ven, etc, etc. Obviamente, le he escrito de vuelta con la explicación, aunque esta vez he cambiado el seudónimo de Rham por el del Mr Pérez...

    ResponderEliminar
  3. Sería muy edificante para nosotros tus lectores que reprodujeras en el blog ese magnífico documento. Seguro que no tiene desperdicio Mr Pérez!

    ResponderEliminar

Comments? ¿Algo que decir?