Aladierno: "Rhamnus alaternus", arbusto o arbolillo siempreverde, de apariencia tremendamente variable, se cría en todo tipo de terrenos, y es nativo de la región mediterranea. Truncado: (del verbo truncar), cortar una parte a alguna cosa; dejar incompleto el sentido de lo que se escribe o lee; quitar a alguien las ilusiones o esperanzas.

lunes, 24 de diciembre de 2007

Dia de niebla en Londres

Me encantan los días de niebla......pasear con niebla por el parque...
El tópico más típico de Londres

lunes, 3 de diciembre de 2007

El refugio va tomando forma

video

"Quién sabe, a lo mejor si vivieras por aquí en lugar de fuera, nunca te hubieras comprado el terreno..., ni por supuesto te estarías haciendo la casa..."

jueves, 29 de noviembre de 2007

Cybertaxonomy, o el pasatiempo del tío raro

Orchis laxiflora, una orquídea que encontré en la parcela en Abril de este año.Pues me encanta el tema, qué le voy a hacer. Y lo siento por aquellos que me tienen que soportar cuando me pongo a hacer fotitos a bichitos y florecitas, y después me paso el tiempo tratando de averiguar o identificar qué es lo que he fotografiado. De hecho, me falta más tiempo para dedicárselo a este "hobby". Por ahora, voy a intentar seguir la recomendación de http://www.planetbob.asu.edu/ (el video está cachondo) y continuar explorando ese mundo que me rodea, y en particular la parcela que nos compramos.

martes, 20 de noviembre de 2007

Imágenes de la parcela

Plantando castaños y nogales hace unos días (ya me hubiese gustado a mí ser yo el que lo hacía...)
video

Caballos pastando en primavera de este año.
video

¿Fiesta de Navidad o Fiesta de Invierno?

Hoy, al ir a recoger a las niñas del cole, una de las madres estaba en la entrada recogiendo firmas de los padres de alumnos en contra de una decisión del director del colegio: por lo visto, a partir de ahora, en lugar de llamar fiesta de Navidad a las celebraciones y demás eventos organizados por el colegio en Diciembre, lo van a dejar simplemente como Fiesta de Invierno. Según la madre soliviantada, esto es un atentado contra la tradición. Así de primeras, la verdad es que no entendía muy bien el porqué de este cambio. Sin embargo, más tarde me encontré con Bill, otro de los padres de alumnos, y éste me contó el porqué, según su opinión, de este cambio tan repentino. Por lo visto existen algunos alumnos cuyas familias musulmanas no les permiten el participar en las hasta ahora llamadas fiestas de navidad, con el pretexto de que su religión no las reconocía u otra excusa similar.
Las celebraciones en este colegio son de todo menos religiosas, pero el nombre de navidad está evidentemente relacionado con la religión cristiana, con lo que realmente es la excusa ideal para extremistas de otras religiones para poner presión en el colegio no dejando participar a sus hijos en dichas celebraciones. Sin embargo, el director del centro le ha echado un par de canicas al asunto. A sabiendas que un cambio "discreto" (en principio, ya que muchos ni lo habíamos notado) podría trascender más de la cuenta, decidió cambiar el nombre cristiano por uno secular, con lo que la asistencia a los dichosos eventos se hace obligatoria para todos los alumnos. De esta forma, todos los chavales salen beneficiados y se aumenta la integración de los grupos minoritarios.
Pero claro, donde hay extremistas de un lado, porqué no del otro (cristianos). Esta madre no se da cuenta que con sus acciones, lo que único que va a conseguir es que aquellos niños que hasta ahora no habían podido asistir a estas fiestas lo sigan sin poder hacer, aparte de aumentar la crispación entre los distintos grupos.
Habrá que ver por hacia donde evoluciona todo esto ('ditas religiones!)

domingo, 18 de noviembre de 2007

The City of London: la censura del Big Brother (I´m watching you...)

Me parece una invasión a mi privacidad. Me explico: en el trabajo una persona tiene un contrato con su compañía: tú me pagas y yo te dedico mi tiempo a las tareas que se me encomienden durante siete horas diarias con media hora de descanso entre medias. Durante este descanso, muchos trabajadores se traen su periódico, algunos se traen libros, otros se dedican a hablar entre ellos, y últimamente, una creciente mayoría nos dedicamos a surfear en el Internet. La cuestión es siempre la misma, es decir, no abusar del sistema, ni que el sistema abuse de tí; cuestión de confianza, vamos.
Ahora bien, ocurre algo curioso dentro de la organización para la que trabajo (y estoy seguro que no es la única donde pasa): no hay nada malo con charlar con la gente de la oficina sobre cualquier tema que se te ocurra, y de hecho la mayoría de la gente se pasa el tiempo hablando de cosas que no tienen nada que ver con el curro, pero bueno, el ser humano es un ser social por naturaleza, y no lo podemos evitar. Al "empleador" por lo tanto no debiera importarle demasiado que los empleados hablen entre sí en horas de trabajo, siempre y cuando el trabajo que se les ha encomendado se haga. Y sin embargo, este empleador en cuestión no sólo no quiere que nos comuniquemos con otros, sino que además quiere saber de nuestras conversaciones privadas. ¿Y por qué todo ésto? ¿Miedo a las "consecuencias" de las nuevas tecnologías? No lo sé. Pero la evidencia de lo que digo está aquí:

sábado, 13 de octubre de 2007

La educación de los niños (1): las "grammar schools"

Esto de ser padre no es fácil (¿hay algo en esta vida que lo sea?).
¿Alguien nos ha enseñado algo al respecto?. Lo único que yo sé es lo que yo mismo he "aprendido" (¿realmente he llegado a aprender algo?)..., del entorno en el que me he criado, y de las circunstancias en las que se están desarrollando mis hijos. ¿Me convierte eso en un especialista en el tema? Pues no, ya que sólo dispongo de una limitada experiencia y educación para afrontar unas situaciones que nunca antes otras familias humanas han... ¿padecido?, ¿sufrido?, ¿disfrutado?.
No se puede negar el hecho de que la sociedad de hoy en día tiene poco que ver con la que nos rodeaba cuando nos desarrollábamos como individuos (¿los adultos nos hemos desarrollado ya como humanos?, ¿cuándo se pudiera considerar que el ser humano "acaba" su desarrollo?). Entonces, si estamos viviendo en unas circunstancias que tienen poco que ver con las que nosotros mismos nos desarrollamos, ¿en base a qué parámetros podemos juzgar qué es lo "mejor" para nuestros hijos?.
No tenemos garantía alguna que nos indique que aquellas experiencias que nosotros pensamos o creemos que nos hicieron "bien" en nuestra niñez, vayan a causar el mismo efecto en nuestros hijos. Al fin de cuentas, la interpretación de un hecho en concreto en el pasado varía dependiendo del punto de vista: lo que fue bueno para mí pudiera haber sido un auténtico calvario para otra persona.
Por otra parte, ¿cómo definir lo "mejor" para nuestros hijos?. ¿Mejor desde el punto de vista biológico, es decir, la "reproductividad" de la especie? (¿asegurarles un futuro para facilitarles su reproducción, y con ella la transmisión de mis genes?. ¿Quizás desde el punto de vista de la "felicidad" (quiero que mis hijos sean felices...)?. ¿O quizás desde una perspectiva más amplia, como lo mejor para la sociedad humana en su conjunto, algo así como una educación del individuo que favorezca la "igualdad" entre los seres humanos, la "justicia" del sistema social humano, etc, etc?.
Evidentemente, son demasiadas preguntas para una mente tan simple como la mía.
De todas formas, y volviendo un poco al plano terrenal, todo esta comedura de tarro empezó un día en el que mi hija mayor me contó lo que había hecho durante las clases de natación. El colegio al que va tiene un día a la semana de piscina para los niños de su curso (bueno, realmente estas cuestiones empezaron mucho antes, pero creo que el hecho al que me voy a referir hizo que les dedicase un poco más de tiempo en mis pensamientos).
"Es que no hacemos largos, sólo vamos hasta la cuerda y volver..."
???!!!
"No me entero, Maria, ¿qué quieres decir con eso de "hasta la cuerda y volver"?".
"Pues que no hacemos largos, sólo vamos hasta la cuerda y ya está".
Para poner la cosa en perspectiva, debería decir que hace tiempo ya que mis hijas van a clases de natación en la piscina local, con lo que la mayor por lo menos ahora hace bastantes largos como parte de sus clases. No es que su estilo nadando sea perfecto ni mucho menos, pero creo va progresando bastante bien. El caso es que, en las clases de natación del colegio, y según lo que ella me dijo, la mayoría de los niños no saben nadar. Los ejercicios entonces, se adaptan a la necesidad de esa mayoría: a los niños se les hace "nadar" sólo el ancho de la calle en la piscina ("hasta la cuerda"), lo cual para la mayoría es una verdadera hazaña, pero para la minoría más afortunada que ya saben nadar por una razón u otra, es, se mire por donde se mire, una pérdida de tiempo.
Entre el viajecito hasta la piscina, cambiar a los niños en ropa de baño, lecciones, cambiar de nuevo y volver al colegio, le dedican varias horas de su día de clase a una actividad que, para mis hijos en particular (y en relación al tema de aprender a nadar), no sirve para nada, cuando en su lugar podrían estar o bien nadando al nivel que ellas ya practican, o bien dedicando ese tiempo a actividades "académicas" que se entienden como "más propias" de un colegio. En otras palabras, que podrían aprovechar el tiempo mejor, digo yo.
Partiendo de esta situación en particular y extendiéndola a la actividad escolar en general, es donde aparece el tema de las "grammar schools", colegios públicos de lo que por aquí se llama enseñanza secundaria en los que sólo se puede acceder después de pasar unos exámenes (el "eleven plus". En otras palabras, sólo entran "los más listos". Para el resto de los niños, las opciones que quedan son o bien colegios en los que el principal criterio de selección es la proximidad al mismo de la vivienda habitual del niño (los "comprehensive schools"), o bien colegios privados de pago (y muy caros, según tengo entendido), en los que el criterio de selección es, bueno, para el que se los pueda permitir...
Puesto así, los "grammar schools" me parecen la mejor opción. Los chavales más "espabilados" podrán desarrollar más y mejor sus cualidades en lugar de "perder el tiempo" a consecuencia de aquellos no tan afortunados.
Sólo espero que mis hijos tengan una oportunidad para acceder a alguno de los grammar schools de la zona. ¿Para mejor? ¿para peor?...
... yo sólo sé que no sé nada, y que en esta situación prefiero dejarme llevar por el instinto.

jueves, 16 de agosto de 2007

Richard Dawkins' Enemies of Reason

"There are two ways of looking at the world – through faith and superstition or through the rigours of logic, observation and evidence – in other words, through reason."

Sólamente he visto el programa del lunes pasado y me pareció excelente. Sin desperdicio. Los dos capítulos siguientes me los voy a perder. A ver si con un poco de suerte vuelven a emitir este magnífico documental sobre algo tan inherente en la naturaleza humana: nuestra propensión a creer en lo increible.

Mr Dawkins, es usted mi héroe.

martes, 14 de agosto de 2007

Fiebre aftosa/ foot & mouth: menos mal que me voy de vacaciones...

No es que me quiera escaquear de mis responsabilidades profesionales, pero sabiendo como se pueden poner las cosas en este país, y con el politiqueo que siempre hay detrás de cada decisión, el descanso laboral que me voy a dar a partir de este viernes me va a venir de perilla: para cuando vuelva (y con un poco de suerte...), muchas de las restricciones impuestas por el brote de fiebre aftosa se habrán "aclarado" y se habrá conseguido ya cierta rutina en los controles.


El caso es que desde que se anunció el brote hace un par de semanas (no podía creérmelo cuando lo escuchaba por la radio), tenemos en el curro mensajes a diario con los últimos updates: que si la marca sanitaria que se aplica a la carne hay que cambiarla, que bueno, que hay que cambiarla pero que no hay prisa, que si no se va a permitir mover al ganado ni siquiera a los mataderos, que bueno, a los mataderos cercanos sí, pero con condiciones, que si ahora no se puede exportar carne a Europa, que ahora sí pero con condiciones, etc, etc. En cierta manera, todo este ajetreo le da un poco de más interés al trabajo, pero como no estás en el centro del meollo de los que toman las decisiones, realmente no te queda más opción que seguir la corriente y dejarte llevar por lo que te digan.


Hoy (bueno, ayer ya) acaban de anunciar que parece ser que hay un nuevo brote en una granja de Kent. Mientras se confirma o no la presencia del virus, han puesto la granja y los alrededores en cuarentena de forma temporal. Como se confirme, esto va a complicar la cosa bastante, ya que se suponía que se tenía la situación practicamente bajo control, y un brote tan lejano del foco original implica que, o bien los controles impuestos no son tan eficientes como se suponía, o bien hay cierta "intencionalidad" en el nuevo brote. En cualquier caso, sería otro golpe para la industria de la carne en el Reino Unido, que ya ha recibido unos cuantos en relativamente poco tiempo: vacas locas, fiebre aftosa en el 2001, E. coli (el de ahora y el de antes). ¿Se lo merecen? Quizás, aunque quién soy yo para juzgar esto. Lo mismo le pudiera ocurrir (y de hecho pasa) a cualquier otro pais.
Para mí, lo peor de todo esto es que la tendencia hoy en día es dejar a la industria que se autorregule (hablo de la industria de la carne, por lo menos). Somos humanos, y jugamos a engañarnos continuamente para sacar el mejor partido posible de cada situación. Sabiendo esto, la llamada "autorregulación" no tiene sentido. En el caso de los controles para evitar brotes de alguna enfermedad de declaración obligatoria como la fiebre aftosa, es imprescindible que los controles de bioseguridad se lleven a rajatabla, y, para cualquiera que haya visitado alguna granja en su vida (y sepa de qué va el tema), a menos que haya una inspección anunciada, estos controles o no existen, o no funcionan adecuadamente.


Entre esto y el turno de noche, me tienen frito. ¡Puff, qué ganas de pirarme ya a España!!

viernes, 10 de agosto de 2007

SOLO


Estoy solo.

Solo en la oficina. El inspector que a estas horas debiera estar conmigo se ha pirao con la excusa de que "tiene que hacer algo en el puerto". Agradezco el silencio de la oficina, y sólo espero que el teléfono no suene con algún impertinente de turno con un acento indescifrable que rompa el momento de tranquilidad...

Solo en casa. Mi familia se ha ido de vacaciones a España, y yo mientras tanto me he quedado por aquí trabajando (bueno, no exactamente ahora mientras escribo esto, je, je...), por estas tierras extrañas que ahora he convertido en mi hogar. Los hecho de menos. El silencio de casa es distinto al de la oficina. Aquí (en la oficina), el silencio se agradece, no te hace hechar de menos a nadie. En casa, por el contrario, hay momentos en los que el silencio te puede pesar más que una lápida. Intento mantenerme ocupado para..., ¿escapar de mi propia soledad?.
Acaba de regresar el inspector de turno, y enciende una pequeña radio para escuchar de fondo el eterno partido de cricket. El sonido me recuerda a las radionovelas y partidos de futbol que solía escuchar también como ruido de fondo durante las interminables siestas de verano en Córdoba. Me pregunto si la gente en España usa todavia esas radios pequeñas para rellenar sus huecos de silencio y soledad. Son recuerdos de cuando era niño.
La radio, el inspector, el teléfono (que ha decidido empezar a sonar sin parar y a interrumpirme mientras escribo esto), han acabado por hacerme perder esta preciada sensación de soledad en la oficina. Por fortuna (¿y por desgracia?) la recuperaré a mi regreso a casa.
Después viene el fin de semana. Todavía no tengo a nadie para la cervecita de turno en el Trafalgar Tavern este sábado. Como no consiga a nadie voy a estar realmente solo.

Solo

Suena como una lacra. Suena como si los solitarios, o los poco sociables fueran (-amos..) unos indeseables, unos raros, unos seres a los que mejor se evita, no vaya a ser que te contagien su soledad...

Y el caso es que seguramente, entre pitos y flautas, al final, entre la huerta, squash, posiblemente escalar en el rocódromo, y que tengo turno de noche que empieza el domingo, voy a estar de todo menos solo...

...

..., por lo menos físicamente.

domingo, 5 de agosto de 2007

Fuego en el horizonte

Me acabo de enterar, y el corazón me ha dado un vuelco. Dicen que han ardido más de 4.000 hectáreas de monte mediterráneo en su estado más puro en la localidad de Cerro Muriano, en el pleno corazón de la Sierra Morena de Córdoba. Me ha llamado la familia para decirme que en lo que a mí respecta, no me debo de preocupar, que la parcela de Obejo está intacta (¡puf, que alivio!). Por lo visto, la culpa la tienen las prácticas de tiro de la base militar cercana (¡putos militares!!). Me da rabia pensar los parajes arrasados, las vidas de todas las especies animales y vegetales que se habrán perdido, y el tiempo que tardarán en volver a su antiguo esplendor. La maldita acción del hombre. Voluntaria o involuntaria...

"Igual sería mejor que te olvidarás por ahora de lo de la casa de madera", me decía mi padre. Pienso para mis adentros que si algún incendio afectara alguna vez a la parcela, daría lo mismo que la casa fuese de madera, de ladrillo o de piedra: el daño a la "casa de aperos" sería lo de menos (al fin de cuentas sólo serán 30 metros cuadrados lo que me dejan construir). Lo peor sería el destrozo de un paisaje precioso con el que he estado soñando toda mi vida. El tesoro que tengo en mis manos, ahora me da miedo...

Sin embargo leo noticias esperanzadoras: el ecosistema local está más que acostumbrado a estas situaciones: los incendios son una parte "integral" del mismo. No es que ahora tenga ganas de que se me queme la parcela, pero por lo menos alivia el saber que no todo estaría perdido. Según el Diario Córdoba, la recuperación forestal de la zona podría producirse en menos de una década.

El clima mediterráneo te hace duro..., o te mata.

viernes, 13 de julio de 2007

La siesta del hormiguero



Hace un par de días les mandé al resto de los colegas de la oficina un artículo sobre lo sanas que son las siestas. Nadie puede negar lo que apetece echar una cabezadita después de comer, y es que el cuerpo está diseñado para eso, para tomarse un descansito a mitad del día. Esto no es algo que lo hallamos inventado los españoles ni nada por el estilo, es simplemente una caracteristica de nuestros cuerpos humanos.

El caso es que el tema de la siesta me recordó otros artículos que he estado leyendo últimamente. Uno de ellos es el que se ha comprobado cómo las hormigas también se toman sus descansitos durante el día, lo cual no es nada raro, ¿no?. Sin embargo, pero lo curioso del caso es que cuando lo hacen lo hacen todas a la vez, vamos, algo así como si de repente sonara la sirena de la fábrica y hala, todo el mundo a dormir. Este comportamiento tiene que ver con el “swarm theory” o la teoría del enjambre, y según entiendo va como sigue, más o menos: una hormiguita por si sola tiene un comportamiento instintivo que la hace responder a ciertos estímulos ambientales, como el continuo contacto con otras hormigas, olores, temperatura, etc., etc, de forma que cada estímulo genera una respuesta pre-establecida. Pues bien, cuando ponemos a varias hormigas juntas, el conjunto de interacciones entre los distintos individuos da lugar a una coordinación de los comportamientos individuales que es lo que hace que el enjambre (en este caso el hormiguero) parezca comportarse como un ser independiente de los miembros que lo componen. Es decir, por separado las hormiguitas dormirían a distintas horas (lo cual sería un desastre para la organización del hormiguero), pero cuando las dejamos interaccionar entre sí, de alguna manera se ponen todas de acuerdo y duermen todas a la vez (qué pena que no pueda encontrar el artículo donde lo leí para dejar un vínculo de referencia).
La idea que se me quedó fue que el comportamiento individual natural conllevará por narices a un comportamiento (social o de grupo) determinado. El siguiente paso es que si pudiéramos describir con una fórmula matemática todos los parámetros que afectan al comportamiento de las hormigas como individuos, posiblemente seríamos capaces de usar la formulita para predecir el comportamiento natural “social” del hormiguero ante los diferentes estímulos medioambientales "habituales". Por "comportamiento natural" me refiero al comportamiento que entendemos como instintivo o no consciente.
Cambiando de especie pero no de tercio, hay quien opina que una de las principales características que nos hace humanos es que somos las únicas criaturitas vivas que tienen “conciencia” (aún cuando ni siquiera nos hemos puesto de acuerdo para definir lo que eso significa) y/ o voluntad propia. Yo soy de los que opinan lo contrario: el mundo/ universo/ realidad en la que existimos es determinista. Creo que los humanos simplemente somos, como el resto de los seres vivos, una consecuencia a una causa anterior, una reacción química compleja que sufre con la fantasía de que somos distintos y únicos y que podemos decidir líbremente, que padecemos de un "delirio" permanente que nos hace creer que tenemos conciencia, espíritu, etc., etc. Sin embargo, existen cada vez más evidencias que prueban lo contrario. Por lo visto nuestro comportamiento es bastante más instintivo de lo que creemos. Algunos incluso se atreven a decir que hasta un 90% de lo que hacemos diariamente lo hacemos de forma instintiva, dando un margen bastante pequeño a “nuestra ilusión” de voluntad libre y conciencia propia. En el fondo yo creo que realmente es 100% “instinto”.

Ahora bien, y volviendo un poco al inicio, si nuestra especie no se diferencia de la de las hormigas más que en la complejidad de un comportamiento instintivo, hemos de asumir entonces que cuando ponemos muchos individuos juntos con el mismo rango de comportamientos instintivos empezarán a aparecer comportamientos tipo enjambre en dichos grupos, de manera que sería posible predecirlos si tuviéramos a nuestro alcance todos los parámetros que afectaran a la ecuación. ...

...

Llegando a este punto, tengo que recordarme a mi mismo que sólo soy una hormiguita más en el hormiguero común en el que se está convirtiendo nuestro planeta, y como cualquier otra hormiguita, no creo que mi capacidad para analizar mi realidad me permita entender el funcionamiento global de mi hormiguero, con lo que creo que dejaré por ahora de intentar discernir sobre algo que se escapa a mi entendimiento, y me dedicaré a seguir recogiendo y almacenando semillitas para comer, a cuidar de mis crías, a reparar el hormiguero, etc, etc

domingo, 8 de julio de 2007

Dos fotos























Dos fotos. Casi cuarenta años para copiar por fín mi cromosoma "Y". Para celebrarlo, el Tour de Francia se ha paseado por el barrio, han jugado la final masculida de Wimbledon (aunque Nadal perdiese), conciertos por todo el mundo para el cambio climático (por lo que han contribuido al mismo, quiero decir...), y el tiempo, que se ha portado: hoy, segundo y último día del verano inglés, según dicen, por que lo que viene es más agua.

Para recordar, una hija mayor que anoche me confesó que ya sabía quién era el Ratoncito Pérez (es decir, yo), un hijo al que le dan su primer premio: "Boni Babi" (¿niño bonito?) en una competición del cole de sus hermanas, una comida-café-cena con los conocidos habituales (de ahí tengo cosas de las que hablar más adelante...), un mes de Junio como el más lluvioso en la GB desde que empezaron a contar los litros (o pintas más bien) que caían, ..., etc, etc.

Y mañana de vuelta a trabajar como si aquí no hubiera pasado nada. Así es la vida.

lunes, 25 de junio de 2007

El estado del bienestar contra el progreso

Esta mañana, de camino para el curro y escuchando como es habitual BBC Radio 4 en el coche, he descubierto otra de las "sinrazones" del mundo en que vivimos. El periodista en cuestión hablaba de la falta de aspiraciones de la gente como una de las lacras del Reino Unido de hoy en día, aunque el ejemplo que usaba era en el País de Gales. El tipo estaba hablando/ entrevistando a un grupo de paisanos que se estaban tomando una cerveza tan ricamente en un pub al mediodía. Del nutrido grupo en cuestión, solo uno tenía trabajo fijo. Los demás vivían del cuento (o del estado, que para el caso es lo mismo). Y tan contentos, oye. La excusa que daban era que para qué molestarse en buscar un trabajo mal pagado cuando el estado te pagaba casi lo mismo por no hacer nada. Y lo a gustito que se estaba tomando una cervecita con los colegas con tanto tiempo libre…. Fuera ya de la entrevista, el periodista echaba la culpa al sistema que ha provocado semejante situación, de personas sin alicientes ni aspiraciones a mejorar…, y la comparaba con su propia niñez (la del periodista, en tiempos de post-guerra), en el que aquellos que no intentaban buscarse la vida de alguna manera “decente” estaban mal vistos, y que ahora parece que “el sistema” esta favoreciendo lo contrario…

… Y yo me pregunto, ¿no estaríamos todos mejor con cantidad de tiempo libre, pudiendo tomarnos unas cervecitas con los amigos, sin prisas, sin agobios? Al fin de cuentas es a lo que todos tendemos, ¿no?. Es nuestra máxima aspiración, y aquellos galeses ya lo parecen haber conseguido, ¿no?...

… Y sin embargo tenemos la presión sobre nuestros hombros de prosperar, de crecer, de trabajar, de que no nos pillen las “deadlines”, prisas, agobios… De hecho, la economía basada en el crecimiento es la que mueve el mundo, ¿no?. Y la que lo mueve hacia un crecimiento a todas cuentas insostenible y de consecuencias un tanto inciertas para el futuro de la humanidad (por lo menos el futuro inmediato).

¿No seria mejor pues dejar el progreso a un lado para dedicarnos a la vida contemplativa, easy going, meditación, cervecitas y todas esas cosas?

A mi me atrae la idea, aunque de momento voy a tener que posponerlo para otro momento; tengo una reunión a las tres de la tarde que tengo que controlar que no se me alargue demasiado para después recoger a los niños que hoy tocan lecciones en español, que lo tienen muy flojo, y después posiblemente preparar la cena lo antes posible para ver si al final del día me sobra algo de tiempo para pensar/ planear cosas para la parcela de Córdoba, etc, etc, etc....

jueves, 14 de junio de 2007

El fin del mundo está cerca!!!...(otra vez?!!)

Pues bien, según los de la Oil Depletion Analysis Centre, nos quedan cuatro años de vida..., es decir, de buena vida. O por lo menos eso dicen gente que parece saber del tema en un articulo publicado hoy en el Independent. Nada nuevo, ya que es más que sabido que esta situación nos ocurrirá tarde o temprano...
Yo, por si las moscas, voy a sembrar algunas habichuelas y zanahorias extras en mi recién estrenada huertecilla. Y el resto del mundo, qué hará?

domingo, 3 de junio de 2007

Mi huertecilla en Lesnes Abbey

Acabo de firmar el "Allotment Tenancy Agreement" esta mañana: ahora también voy a tener una huerta aquí en Londres, para ir practicando para la de Obejo...
Es curioso. Nos hemos pasado la tarde preparando la tierra y plantando algunas habichuelas, garbanzos y lentejas (más que nada para ver si sale algo, un experimento vamos) y nos lo hemos pasado genial. Lo simple y lo duro de vivir directamente de la tierra parece ser que nos encanta a todos, como si de alguna manera "quisieramos" volver a esa situación de la historia humana...
... y por otra parte, leo lo último en inteligencia artificial: IBM ha revelado su nuevo microprocesador (Power6), que opera a 4.7 gigahertz..., me pierdo al leer el artículo con los datos astronómicos de las nuevas tecnologías..., algunos viven ya en el futuro, y yo aquí pegado a la tierra!. Y lo que más me interesa en este momento es si me crecerán algunas de las legumbres que hemos plantado!!

viernes, 1 de junio de 2007

Mi blog: vanidad? diario personal? Dumbledore's pensive?


El otro día, cenando con mi pareja en nuestro Trafalgar Tavern, discutimos el tema de los blogs, youtubes, flickrs, etc que tanto abundan hoy en día. Ella ya sabe que yo tengo un blog, y me hizo una confesión: ella mantiene un diario íntimo, pero lo mantiene en secreto, para ella sola...
En el año 2002 empecé mi propio diario personal llevado por la idea que me dió una amiga de escribir hasta 500 palabras diarias de lo que fuese, como un diario. Ni 500 ni a diario, pero aquel año escribí hasta 38 páginas A4 (Word, Times New Roman size 12) con 22 artículos y otras tantas ideas a desarrollar que nunca (hasta ahora) desarrollé. Disfrutaba escribiendo, escribía lo que me daba la gana, nombraba a quien quisiera y hablaba de mis pensamientos más íntimos: al fin de cuentas, nadie iba a mirar mi diario, tan bien protegido como está con su clave de acceso y todo!!. Sin embargo me ocupaba mucho tiempo, y no lo tengo. Por desgracia (o por fortuna, según se mire) tengo demasiadas aficiones y no me puedo dedicar a todas como debiera o me gustase. Lo hago por rachas. Así que lo dejé poco antes de acabar el año. Lo dejé hasta que descubrí el tema de los blogs hace justo ahora dos años. Tengo que decir que me enganchó enseguida, sobre todo por que me atraía la idea de seguir escribiendo mi diario "íntimo" de una forma anónima y sin preocupaciones del qué dirán, etc, con la ventaja añadida de poder compartir las ideas con otros similares a través del internet...
Han pasado dos años y me estoy planteando la idea de dejar el tema éste de escribir en el blog. Porqué? Pues porque de alguna manera estoy desilusionado con él. No es mi diario íntimo: a pesar del seudónimo, no puedo escribir la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad de lo que se cuece por mi cabeza, como lo haría en un diario personal. El hecho de que alguien te pueda leer hace que automáticamente cambies el estilo y el contenido.
Me decía mi pareja durante nuestra cena en el Trafalgar que para ella los blogs no eran más que medios para expresar la vanidad de las personas. La prueba de ello son los "indices de audiencia" que uno pueda agregar al blog en un momento dado (yo mismo tuve un contador de esos hasta no hace mucho), así como los "profiles views" que indican lo "popular" que eres. Realmente hay un cierto pique cuando te comparas con otros blogs y ves que tus audiencia es ridícula comparada con la de los demás. Es más, cuando haces algún comentario en otros blogs y firmas con tu "usename", automáticamente notas que tu audiencia sube, con lo que te hace entrar en el círculo de buscar más "amigos" para así aumentar tu "rating". Me parece patético, aunque yo sea el primero en caer en la trampa. En ese aspecto, tengo que reconocer que estoy de acuerdo con la idea de mi pareja.
Sin embargo, el blog te permite un diálogo a otro nivel, o por lo menos eso quiero pensar todavía. No a un nivel de intimidad sexual que sólo llegarás a tener con tu pareja, pero por lo menos existe una comunicación con otros seres, cosa que el diario íntimo no te deja...
...lo que realmente me gustaría es un imposible: la comunicación total con otros seres. Sin tapujos ni muros ni mentiras ni verdades a medias. Durante algún tiempo llegué a pensar que con el blog llegaría a comunicarme "a otro nivel" con otras personas, pero no es así. Nunca vamos a desvelar nuestras intenciones, opiniones, miedos, etc. Tememos que ello nos haga más vulnerables, que los demás tengan ventaja sobre nosotros, y por eso jugamos un constante "tira y afloja" con la información que nos intercambiamos continuamente...
... Mientras tanto, mantendré el blog a modo de el "pensive" de Dumbledore: un recipiente en el que guardas tus memorias y pensamientos para futura referencia.

jueves, 17 de mayo de 2007

"Mañianna, mañianna" v. "B&Q"

"Mañianna, mañianna"…, as said by George whenever he sees me asking them to do something "extra" at the port. I'm trying to put it in writing so that it'll show how he says it with his accent in English, although this may only make sense to a Spaniard reading this. It would seem that he is trying really hard to simulate my Spanish accent, but he sounds so bad...

This is part of my routine at the port where I work. It's the usual joke that I, together with many other Spaniards living in the UK, have to endure. This and the "qué?" coined by Manuel, the hopeless waiter of Faulty Towers. I bet whatever that every single one of us (Spaniards in the UK I mean) have heard that one too. It's the typical idea of them (British) feeling superiors to us (Spanish).

The "mañianna" myth is to do with the idea of our "siesta" and the general laziness that, possibly due to our genetic make up, affect our inferior race… The myth is also associated to the poor work quality/ standards of our plumbers, builders, carpenters, etc, etc, always compared with their own counterparts in the UK…

Well, I now have, unfortunately, the evidence to prove them wrong. Ever since I live in the UK, and ever since I have hired someone to do one of those jobs at home, I thought I had the bad luck of having always a “cowboy”. It’s not that I’m a perfectionist, which I’m not. It’s just that in this country, being a cowboy in the fields of plumbing, building, carpentry, electricians, etc is the norm, not the exception.

We had such a bad experience in the past that on this last occasion, when my wife decided that it was time to refurbish the kitchen, we thought we would not risk a botched job, and would not think on the costs but on the end result. That was why we hired the kitchen fitting services of B&Q Plc. (www.diy.com), one of the big names in the “diy” industry in this country. That was in the hope that they would handle the whole lot, and we wouldn’t have to worry about chasing the different parties to have a proper job done… How wrong we were…

This week is fourth week after the “official date” for the start of the works in our kitchen. However, we had to remove all food and usual kitchen stuff the week before that date in order to allow for the removal of the tiles plus the plastering of walls, etc. So it’s really been 5 weeks and it’s still not finished!!!. They keep bringing the wrong furniture, messing with the electrical installations, damaging fitted cupboards, fitting damaged floor boards, piling up rubbish, improvising to cover up their mistakes, working less than 7 hours every day… The list of wrongs could go on forever, but I will stop for now. The idea is clear. B&Q installation service is crap. They are a bunch of cowboys, starting with their management and ending with their workers. So if someone ever read this lines, please, please bear this in mind:

NEVER EVER USE B&Q SERVICES TO INSTALL YOUR KITCHEN!!!

… And why I am writing all this in English when my blog is in Spanish?. Well, this will obviously interest more to someone living here than to a Spaniard.

"Mañianna, mañianna"? I wish I had more of them here...

viernes, 4 de mayo de 2007

Herminio y el pan de higos

"Buenos días. Recogiendo espárragos, ¿no?"
"Buenos días. Pues no, estamos por aquí viendo la finca que se ha comprado mi hijo"
"(...), pues que sepan ustedes que esta finca tiene permiso de paso para ir a las otras fincas de al lado..."
"(...), eso lo tendrá que decir el ayuntamiento..."

Y así empezó la relación con Herminio, uno de los vecinos con parcela que lindan con la que estamos intentando comprar. Enseguida que lo ví acercarse a mi padre dejé de hacer fotos de florecillas y demás para ir donde ellos.
Me presenté e introduje a mis hermanos y a mi padre, y de ahí nos fuimos a ver la casa que Herminio se había hecho (seguro que ilegal como la mayoría de las casas de la zona...). La verdad es que, dejando la legalidad de un lado, el tío se lo tiene bien montado, una casa bastante bien hecha, placas solares para cubrir todas las necesidades eléctricas de la casa, pozo, cantidad de leña... Allí tiene de todo un poco: gallinas, pavos, un par de terneros, creo que algunos cerdos, algunos frutales, dos mastines enormes, olivos con el suelo pelado por herbicidas, y casetas de ladrillo repartidas por doquier en su parcela.

"Aqui me vengo yo a pasar el rato. Otros en el pueblo prefieren irse al bar a decir tonterías y a beber cerveza, pero yo estoy mejor aquí con mis cosas..."

Mientras me mostraba su casa orgulloso, noté unas peladuras de naranja que colgaban junto a chorizos y demás embutidos de una vigueta del techo, a modo de guirnaldas de feria.

"Perdone que le interrumpa, pero ¿esas cáscaras de naranja para qué son? ¿Para espantar las moscas?"
"No, no, que va, eso es que a mí no me gusta tirar nada, y como dicen que al colgar las cáscaras ahí le da mejor sabor al pan de higo..."
"¿Al pan de higos?
pregunté incredulo.
"Si señor, ¿no lo conoce usted? Mire, mire, aquí tengo uno que hemos hecho hace poco para los nietos"
"Ostras, ¡un pan de higos!, yo creo que esto no lo he visto ni probado en mi vida..."
No es que pretendiera nada, pero en aquel momento me dí cuenta que aquel comentario se podría entender más bien como una súplica que como un simple halago.
"Esto tiene una pinta estupenda. Estoy seguro que se vendería como rosquillas en Londres, como producto exótico. ¿Los hace para venderlos en su tienda?"
"¡Que va!",
y tras dudar unos instantes "mire, se lo doy a usted..."

Que vecino más majo, ¿no?

..., pues parece que no. Según el que me vende la finca, el tío se cuela en la parcela cuando quiere, no tiene permiso, es un liante, le cogía agua del pozo hasta que lo denunció, y una serie de historias que de repente me vuelven de nuevo a la realidad de que el mundo está lleno de personas para todos los gustos, y que es cuestión de suerte por una parte (y de uno mismo por otra) el que aquellos con los que tienes que convivir no te hagan la vida imposible.

Habrá que ver lo que nos depara la "familia de la novia" en este caso...

viernes, 27 de abril de 2007

domingo, 22 de abril de 2007

¡¡¡LO CONSEGUÍ!!!

Viaje relámpago, 24 + horas sin dormir (o al menos propiamente), 3+ horas de discusión para firmar un contrato de promesa de compra-venta, €2000 de señal más €250 pa la abogada (mu maja, por cierto), ratos de agobio familiar por una madre que tiene achaques (esperemos que sólo se queden en eso, achaques), tensión, sueños repetitivos de un ovillo de hilo gigantesto con papeles enganchados que tenía que desenredar...

¿Y todo esto para qué?

Pues para una parcela preciosa de 1.8Ha en plena Sierra Morena de Córdoba, un sueño realizado que abre mil otros para realizar (una casa refugio, un lugar de retiro, un negocio, una pensión, ...), para un pan de higos de Herminio (el vecino del terreno de al lado, al que conocimos), para explorar miles de plantas (incluyendo una orquidea) y bichitos, para celebrarlo con una comida con mi familia y para regresar a Londres a contarlo todo.

Ayer fue uno de esos días que me sentí "on top of the world". ¡Y para colmo ligué en el vuelo de ida!

viernes, 20 de abril de 2007

La parcela: la vida continúa

Dentro de unas horas, cuando acabe este último turno de noche de esta semana, me iré directamente al aeropuerto y de ahí a España. No se trata de ninguna emergencia familiar como la que me ocurrió hace poco al principio del año. Mañana (es decir, hoy dentro de unas horas) voy a firmar un contrato de compraventa de un terreno en mi Córdoba natal.
Mi sueño perseguido parece que esté al alcance de mi mano. Y sin embargo esto no es enteramente cierto: pagaré un depósito a cuenta, y el resto se dará una vez se resuelva el papeleo de la parcela en cuestión. Por lo visto el terreno, como muchos otros de la zona (y según dicen de la España rural), no tiene los papeles en regla. No parece estar registrado a nombre de nadie. Ha ido cambiando de manos por algunas generaciones a base de contratos privados entre dos personas, la mayoría de las veces con bastantes "fallos legales". Y ahora vengo yo a intentar romper esa cadena y a poner por fín un nombre en el registro. Igual sale bien y dentro de un año con suerte el terreno sea completamente mío. Igual no. El caso es que ahora que parece que esté tan cercana la posibilidad de realizar mi sueño..., no sé, ...tengo una rara sensación.
Me pregunto a menudo porqué lo estoy haciendo realmente. Qué es lo que me impulsa a comprar un terreno con la idea de edificar un refugio. Me puedo excusar con mil argumentos: lo hago por dejar algo para mis hijos, para disfrutar de ello el día de mañana, para quizás conseguir un ingreso extra si alquilo el refugio para turismo rural, para tener un sitio propio donde alojar a mi familia cuando vayamos de vacaciones a Córdoba, para aumentar/ mejorar la economía de mis familiares más cercanos (recolección de aceitunas, cuidado de la parcela, uso para pastoreo...,).
Pero, ¿realmente necesito hacer esto?. ¿Cambiará a mejor mi situación personal a consecuencia de esta compra? ¿Voy a ser más feliz? Es imposible saberlo, no podemos adivinar el futuro. Y a pesar de ello me dejo llevar por la corriente... de mi propia vida. ¿A dónde me llevará? No lo sé.
La vida continúa, y yo me dejaré llevar...

domingo, 25 de marzo de 2007

La leyenda de el Ratoncito Pérez


Esta historia es una sobre la que llevaba tiempo pensando en escribir.

Me contradigo con mis propias ideas. Por una parte les digo a mis hijas que lo de dios y la religión no son más que creencias de las personas, y por otra las tengo convencidas de la existencia del ratoncito Pérez y otras criaturitas similares. Eso sí, creo que la explicación que les he dado no les causará ningún "trauma" cuando por fin descubran la verdad sobre quién les deja el regalito después de perder un diente de leche.

La situación empezó con Maria, cuando después de perder el tercer o cuarto diente de leche y de recibir los subsecuentes regalitos junto con las explicaciones paternales habituales, decidió escribir una carta al ratoncito Pérez. Mejor transcribo a continuación la carta y la consiguiente “correspondencia” que se originó. Las “faltillas” de ortografía simplemente reflejan el contenido original de las cartas de María:

Ratoncito Perez,

Yo quiero saber algunas pregunta y porfavor escríbeme otra carta. Estas son mis preguntas,:

¿Donde vives?

¿para que necesitas dientes?

¿Como sabes cuando se me ha caido un diente?

¿A que te pareces?

¿porque no te podemos ver cuando vienes?

¿eres niño o niña?

Un Beso De Maria

Carta del Ratoncito Pérez a Maria, 27/10/2006

Querida Maria

Gracias por tu carta. No te enfades conmigo si no te he escrito antes: normalmente nadie me escribe, y tu carta me ha llegado por sorpresa.

Ahora, te contestaré a tus preguntas.

Vivo en la imaginación de las personas, sobre todo en la de los niños. Por eso siempre sé cuando se os ha caído un diente, y por eso nunca me veis cuando vengo.

Los dientes de leche de los niños son mi alimento, y aunque no me los como, sin ellos yo no existiría.

Aunque me llaman el ratoncito Pérez, también tengo otros nombres como la hada de los dientes o “the tooth fairy” en Inglaterra donde tú vives, “la petite souris” en Francia, o “Topolino” en Italia, y soy diferente para cada persona. En realidad, yo soy como tú me quieras imaginar.

Espero que mi carta responda a tus preguntas, y también espero que te portes bien con tu hermana Ainhoa, ya que dentro de poco voy a ir a verla…

Un beso muy grande para ti y otro para tu hermana.

Lo de los otros caracteres similares al ratoncito Pérez los encontré (por supuesto) buscando sobre el tema en el Internet.

Al recibir la primera carta, María estaba que no cabía dentro de sí misma. Se la enseño a las amigas del colegio y se lo contó a todo el mundo. Al poco la sorprendí escribiendo otra carta como la primera:

Ratoncito Perez,

muchisimas gracias por tu carta. Pero quiero saber otras cosas:

¿Tu como puedes vivir en la imaginación de todos los niños al la vez?

¿Y por donde sacas los regalos para nosotros?

¿Tienes familia?

Y otra cosa, me puedes dar una foto tuya, porque quiero saber como pareces de verdad.

De tu amiga Maria

¡Buff! ¡No me lo podía creer dónde me estaba metiendo! La situación se estaba empezando a complicar, pero obviamente yo no quería descubrirle todavía la verdad de una forma brusca, así que le contesté en nombre del que empezaba a ser el dichoso ratoncito Pérez:

Carta del Ratoncito Pérez a Maria, 30/10/2006

Querida Maria

Veo que eres una niña muy curiosa, y me parece muy bien que quieras saber más cosas. De todas formas, perdona otra vez por tardar tanto en escribirte: no estoy acostumbrado a escribir, sólo a recoger dientes de niños y dejar regalos.

Ahora, te contestaré a tus preguntas.

Primero, creo que también te preguntarás qué cosas pueden vivir en la imaginación de las personas. Son las ideas o los pensamientos. Yo soy solamente eso, una idea, y no vivo en la imaginación de todas las personas, sólo en la mente de aquellos que creen en mí.

Como soy una idea, yo realmente no puedo sacar regalos. Estos regalos los hacen personas por mí, y son un pequeño truco de magia.

Me preguntas también si tengo familia. Creo que se podría decir que sí, si pensamos que otras ideas similares a mí son mis parientes (como el hada de los dientes, Topolino, la petite souris, o incluso los Reyes Magos y Papá Noel). Todos formamos una gran familia de ideas que vivimos en la imaginación de las personas.

En cuanto a una foto mía, me temo que no tengo ninguna, ya que como te dije en la primera carta, yo soy como tú me quieras imaginar.

Un beso muy grande para ti y otro para tu hermana

Tu ratoncito Pérez.

Pensé que esa carta haría ver a María de una forma sutil quién estaba detrás de todo el asunto. Sin embargo me equivoqué. Aparentemente la segunda carta no hizo sino reforzar la idea de que el ratoncito Pérez era de verdad. María estaba encantada de la vida por cartearse con el ratoncito. Incluso era la envidia de algunas de sus amigas, ya que a éstas la “tooth fairy” sólo les traía regalos, pero no respondía a sus cartas...

De todas formas, después de esta última carta pensé que ahí se acabaría el asunto, y por supuesto me equivoqué. Al cabo de un tiempo después de la segunda cartita, María me confesó que estaba preocupada por que el ratoncito Pérez ya no le escribía. Intentando convencerla de que el ratoncito no iba a escribir así porque sí, María me dijo que hacía ya varios días que ella le había escrito la siguiente carta:

Ratoncito Pérez,

gracias por respoder a mis preguntas. Ahora solo quiero preguntar una pregunta mas.

¿Cuando es tu cumpleaños?

Yo no se si me vas a responder a esto pero, yo creo que si.

Tu Amiga Maria

Mi cumpleaños es en 27 de Enero

El descubrimiento requería una acción urgente así que el ratoncito tuvo que estrujarse el cerebro una vez más para encontrar una respuesta satisfactoria a esta chiquilla tan curiosa (que por otra parte me encanta):

Carta del Ratoncito Pérez a Maria, 27/12/2006

Querida Maria

Primero, perdona otra vez por tardar tanto en escribirte: como ya sabes, no estoy acostumbrado a escribir, sólo a recoger dientes de niños y dejar regalos.

Querías saber cuando era mi cumpleaños. La verdad es que no lo sé, ni lo sabe nadie. Yo nací con el primer ser humano, hace ya muchos miles de años, tantos que nadie sabe con seguridad cuando fue.

De todas formas no me importa no tener una fecha de cumpleaños: me basta con saber que tú vas a celebrar pronto el tuyo. ¿Sabes ya lo que tus padres te van a regalar?

Un beso muy grande para ti y otro para tu hermana.

Tu ratoncito Pérez

Pues ese fue el final (hasta hoy día por lo menos) de la correspondencia entre mi hija María y el ratoncito Pérez. La leyenda estaba creada y más que asentada en las mentes de mis hijas. Tanto que hace poco, cuando a Ainhoa se le cayó su primer diente, un descuido de sus padres estuvo a punto de costarle la “vida” al ratoncito de las narices: se nos olvidó dejarle el regalito debajo de su almohada. Me acordé cuando estaba a punto de irme a currar. Como la noche anterior yo me había acostado primero, pensé que quizás mi mujer se habría ocupado del tema. Por si las moscas, subí rápidamente a nuestra habitación y, despertando a mi pareja, le pregunté sobre el ratoncito de Ainhoa. En aquel momento, un grito de queja seguido de un “a mí no me quiere nadie” y un llanto desconsolado se escuchó salir del cuarto de las niñas. No fue necesaria una respuesta de mi pareja. Me lancé hacia abajo a intentar reparar de alguna forma el destrozo emocional de mi hija. Al llegar junto a ella, y por supuesto intentando poner cara de sorpresa e incredulidad, me encontré a Ainhoa en su cama, llorando a moco tendido con un sobrecito en sus manos.

- ¿Pero qué ha pasado Ainhoa?

- (entre sollozos) ¡Que el ratoncito Pérez se ha llevado el diente y no me ha dejado nada!!

En aquel momento vi el dientecillo de leche entre las sábanas de la cama. Se ve que se le había salido del sobrecito de alguna manera y que Ainhoa no se había dado cuenta de ello. Mientras abrazaba a Ainhoa, lo recogí disimuladamente y me lo guardé en un bolsillo. Mi mente trabajaba a toda pastilla para encontrar una salida de aquel atolladero, a la vez que mis palabras intentaban consolar a mi hija.

- No lo entiendo, Ainhoa. Si el diente no está es que el ratoncito se lo ha llevado. Y si se lo ha llevado es que seguro que te ha traído un regalo...

- ¡Pero es que no hay nada papá!¡Ya lo he mirado bien y no hay nada! El ratoncito no me quiere a mí!. ¡A María sí y a mí no!!!

En aquel momento se me ocurrió una idea.

- Ainhoa, estoy seguro que el ratoncito Pérez te ha tenido que traer un regalo, al igual que a María. Lo que pasa es que el ratoncito se porta distinto con cada niño, y aunque a la mayoría de los niños les deja el regalo debajo de la almohada, yo sé de algunos a los que se los ha dejado en otros sitios, así que mejor lo buscas bien y verás cómo lo encuentras, ¿vale?...

Al poco de llegar a la oficina, Ainhoa, feliz de la vida, me llamó al móvil: por lo visto el ratoncito Pérez le había dejado una piedra “preciosa” (que por cierto se asemejaba de forma considerable a un antiguo colgante que mi pareja guardaba desde hacía tiempo...) dentro de uno de los zapatos del colegio...

...Por los pelos esta vez...

lunes, 19 de marzo de 2007

Superheroes de barrio...

Me regalan un cómic de Wolverine por mi cumpleaños (que por supuesto ya me lo he leido), la última película de cine que hemos visto es la del motorista fantasma (Ghost Rider), y, por si fuera poco, no hace mucho he leido que al Capitán América lo han matado!!!

... tío, ¿dónde vas con cuarenta tacos y todavía tonto con los comics?!

Excusa: me dan tema para pensar. Por ejemplo, el de Wolverine que me he leido. Los dibujos son una pasada. Mucho mejores de lo que yo estaba acostumbrado en mi época cuando leia cómics. Sin embargo parece que hay algo que ha cambiado desde entonces. Este nuevo libro me parece de lo más cruento que he visto en mi vida. El Wolverine se pasa casi todo el tiempo destripando tanto a "los buenos" como a "los malos". Sin exagerar, creo que habrá cientos de muertos en dicha historia a consecuencia de las acciones del "superheroe". Eso por una parte. Por otra me espanta de alguna manera el sobre-uso de expresiones con dios (¡dios mío!, ¡no, por dios!, etc, etc). Eso junto con el hecho de que al malo más malo del librito le adjudican la leyenda que de jovencito fue tan listo que incluso llegó a diseñar la ecuación matemática que "finalmente prueba sin lugar a dudas la existencia de dios"(!!!). No sé, no sé, esto me huele a mí a fundamentalismo cristiano norteamericano intentando meter la baza con la idea de dios.

Y el caso es que después, cuando fuimos a ver la del motorista fantasma (que por cierto no es nada del otro mundo, aunque a pesar de eso pasará a formar parte de mi colección...) me di cuenta de que realmente usan-abusan de la idea de dios y su némesis el diablo, como si los autores quisieran asegurarse que de alguna manera se nos empapen bien las ideas dichosas.

En cuanto a la muerte del Capitán América, bueno, eso parece ser un poco más profundo que todo lo anterior. Según El Pais, se lo han cargado poco más o menos porque estaba en contra de la actual ley antiterrorista en EE UU. Después de haber leido el artículo me ha parecido el asunto como alguna estratagema de marketing para promocionar a un personaje "clásico" con vistas a... ¿una película? ¿Quién sabe?!

Anyway, no tengo mucho tiempo hoy en día para desperdiciarlo leyendo cómics, así que a ver cúando estrenan ya la próxima de Spiderman: un par de horitas en el cine y..., ya está, una pequeña dosis de fantasía para desconectar de la realidad...,

...y quizás para aguantarla mejor...

viernes, 23 de febrero de 2007

Después de 40 años de incertidumbres varias...


Cuarenta años de ciertas incertidumbres, desatinos acertados, felices desgracias y verdaderas mentiras. Y viceversa.
Y los voy a celebrar mañana con mis padres y mi familia. La sorpresa pretendida. Junto a las zapatillas para escalar.
Me lo voy a pasar bien.
Y lo voy a disimular también.

lunes, 5 de febrero de 2007

El carrusel de la vida

Como siempre, la vida te da sorpresas. "Uno no gana para sustos" dice la gente. Y no es para menos. Me explico: andaba yo tan ricamente la semana pasada con mis ideas de comprar la parcelita dichosa, tan contento desde mi oficina calentita y alejada del mundanal ruido, recibiendo mensajitos como el de la imagen que no hacen sino remover aún más mis ideas sobre lo adecuado o no de comprarme un terreno en España para hacerme una casita, etc, etc. Incluso estuve hablando con mi padre largo y tendido el mi´rcoles pasado sobre el tema, ya que se me ha vuelto mi secretario particular en este particular menester de mirar parcelas. Yo le digo lo que he encontrado por el internet, y él se encarga de contactar con el dueño/ vendedor para ir a ver la parcela y después informarme de vuelta. En cierta manera me estoy aprovechando de su entusiasmo: ahora que por fin se acabó el tema de su piso nuevo que tantos dolores de cabeza le ha causado, el ponerse a mirar fincas para mí es algo que, según él, le sirve de distracción y que además le gusta. Me daba un poco de cargo de conciencia, pero como sé que realmente no le importa, pues me aprovecho. De todas formas, eran momentos álgidos, me encontraba la mar de a gusto con mi padre, charlando como si la distancia que nos separa no existiera realmente, organizando cosas con él. Momentos buenos se pudiera decir...
... El jueves pasado por la mañana, en la oficina del puerto, recibo un mensaje de mi cuñado desde España: "llama a tu hermana, tu padre está ingresado".
El corazón me dió un vuelco, y no de alegría precisamente. Llamé desde la oficina a mi hermana. Mi padre había sufrido una angina de pecho, un ataque al corazón.
Después de hablar con mi hermana, se me hizo un nudo en la garganta. No podía hablar a menos que me echara a llorar allí en medio de la oficina. Me levanté y me fuí al baño, lloré lo que tenía que llorar, me lavé la cara..., tenía los ojos enrojecidos y no quería salir por vergüenza...
Cuando por fín volví a mi mesa, cogí enseguida los papeles para la inspección y me largé sin decir palabra. No creo que hubiese podido sin echarme a llorar otra vez, y no quería hacerlo en frente de todo el mundo....
Hoy es lunes. Me voy a España esta tarde. A mi padre le van a hacer un cateterismo a eso de las cinco y media de allí. Nadie sabe lo que va a pasar, y pase lo que pase, cuando llegué ya habrá ocurrido. Podría haber pillado el avión antes, esta mañana, pero no quise. ¿Miedo?. No sé. Encontré una buena excusa: no querer causar más molestias a mi madre que se preocuparía por mí (mi comida, dónde dormiría, etc, etc). Siempre se preocupa por todos, a veces demasiado...
Hace unos días tan contento, y ahora lo opuesto... Es el carrusel de la vida. No quiero pensar...
Se me saltan las lágrimas si lo hago.

sábado, 27 de enero de 2007

El futuro de Londres y mi parcela en Córdoba

Aparecía en los titulares del "News Shopper" (un periódico local gratuito que recibimos en casa, www.newsshoper.co.uk) de esta semana. No era el fin del mundo, y ni siquiera lo presentaron como un signo o evidencia de la situación creada por el calentamiento global.
"Waves of closures, Thames barrier shuts three times in four days" indicaban los titulares. Noticia poco interesante para muchos, pero si se lee el contenido de la misma, la cifra cambia de significado al ponerse en contexto. Por lo visto desde que la barrera se construyó allá por 1983, se ha tenido que cerrar completamente un total de 98 veces para proteger a Londres de una posible inundación del Thames/ Támesis. Esto es, una media de cuatro veces al año. Obviamente esa media no se ha mantenido, sino que, según el "News Shopper", la barrera se ha tenido que cerrar 31 veces en los últimos 5 años (media de 6 veces al año), ¡y hasta tres veces en sólo cuatro días!. No es por ponerme alarmista, pero a mí esto me suena a una progresión manifiesta hacia un riesgo cada vez mayor de inundación en Londres. Evidentemente, habría que hacer un estudio estadístico y demás antes de sacar conclusiones, pero una de las consecuencias del calentamiento global era la de la subida en general del nivel del mar, y con ello del riesgo de inundaciones. No sé lo que otros lectores del News Shopper pensarán, pero yo creo que sólo es cuestión de tiempo para que las defensas de dicha barrera no sean suficientes para contener lo que se les viene encima...
Por otra parte, esto no hace más que animarme para lo de la parcela en España. El tema ya está en marcha y esta vez va en serio. Hemos re-hipotecado la casa para poder disponer del dinero cuando encontremos el terreno de nuestros sueños (bueno, los míos más bien...). El anuncio que puse en una página del internet:
"Estamos interesados en la compra de una finca rústica en la provincia de Córdoba, de superficie mínima de 1Ha , con agua potable (de pozo por lo menos), con o sin construcción (pero con posibilidad para construir pequeña vivienda). Nuestro presupuesto en un máximo de €90.000"

"Haberlas haylas", como algún conocido solía decir (ahí está la foto, por ejemplo), la cuestión es de encontrar la ideal. Por otra parte está el tema de la construcción en terreno rural. Aparentemente está prohibido, aunque to pichichi anda construyendo casitas por todos lados, totalmente ilegales, y nadie parece hacer nada al respecto. Yo por lo menos estoy pidiendo información a la Junta de Andalucía y al Ayuntamiento de Córdoba, a ver lo que me dicen al respecto. Sea lo que fuere, el caso es que no pasa un día en el que pienso lo que me gustaría que se realizara ese sueño mío de toda la vida de tener una casita en mitad del campo para uso y disfrute mío de los míos...
...Aunque por otra parte tengo la vocecilla en mi interior que me dice que es el mismo sueño que tienen y han tenido muchos gracias al cual las urbanizaciones ilegales proliferan como las setas en España...
...El dilema me corroe..., pero a la vez no hago nada por evitarlo.

miércoles, 10 de enero de 2007

"SIGN THE PETITION"

Hoy al abrir el correo electrónico, un colega del curro me ha mandado lo siguiente:

"The government's proposal to introduce road pricing will mean you having to purchase a tracking device for your car and paying a monthly bill to use it. The tracking device will cost about £200 and in a recent study by the BBC, the lowest monthly bill was £28 for a rural florist and £194 for a delivery driver. A non working Mum who used the car to take the kids to school paid £86 in one month. On top of this massive increase in tax, you will be tracked. Somebody will know where you are at all times. They will also know how fast you have been going, so even if you accidentally creep over a speed limit you can expect a NIP with your monthly bill. If you care about our freedoms and stopping the constant bashing of the car driver, please sign the petition on No 10's new website."

O sea que todo el mundo está de acuerdo con que el cambio climático es producido por el hombre, con que hay que hacer algo urgentemente para remediar el tema o algo muy gordo nos va a pasar a todos, con que todo el mundo debe apechugar con lo suyo e intentar reducir emisiones de CO2 a toda costa, con que los gobiernos no hacen bastante, etc, etc... Creo que todo el mundo tambien estará de acuerdo con que los coches son uno de los principales emisores del dichoso gas. Y sin embargo, cuando se quiere poner un freno a todo esto (y la verdad no se me ocurre mejor manera que la ley propuesta), la gente va y se niega en redondo. Y lo más seguro es que con toda la oposición que ésta y otras peticiones similares produzcan, semejante medida nunca se lleve a cabo.

...Mientras tanto, los servicios meteorológicos británicos han anunciado que este año que empieza va a ser posiblemente el más caluroso jamás medido (¿y soportado?) por la especie humana. Ayer, cuando volvía del trabajo a casa, a las 5 de la mañana, el termómetro del coche me indicaba +13°C...,

un 9 de enero…,

y en Londres.

martes, 9 de enero de 2007

Darwin, Unai, ETA, Sadam..., y un terreno con olivos por Córdoba


Estas fechas pasadas me han resultado bastante variopintas en lo que a pensamientos varios se refiere. Como no me he puesto con ello, he ido perdiendo la oportunidad de reflejarlos en el blog a medida que pasaba el tiempo, con lo que he decidido hacer un pequeño "popurri" con todos ellos.
Mr Charles Darwin: estuvimos en su casa en Downe (en Bromley, por el sur de Londres). Bueno, sólo llegamos a ver la fachada. Aquel día me había llevado a la familia política "de paseo" para que vieran un poco de la típica campiña inglesa: por cierto, la zona que rodea Downe está genial, con sus carreteras estrechísimas con setos altos y espesos a ambos lados, señalizaciones pésimas ideales para perderse, y campos verdísimos con ovejas bien cebaditas y caballos mimados pastando libremente. Quería de paso ver si a través de lo que viésemos u oyésemos en la visita a la casa de Darwin, algunas ideas sobre evolución, etc pudieran permear en la mente de mis suegros, que aún se empeñan en defender contra viento y marea la religión católica y la historia de que el mundo se creó en siete días. No hubo suerte: el sitio estaba cerrado al público hasta marzo por lo menos, con lo que tendremos que esperar otra oportunidad. Sin embargo no todo fue tan mal: comimos en un pub muy majo (The Blacksmith Arms, en Cudham, una aldea cercana), típico inglés, y la comida no estaba mal del todo (increible pero cierto!). Aproveché durante la discusión/tertulia postpandrial para seguir con el tema darwiniano, aunque no obtuve los resultados esperados en cuanto a la infusión de ideas evolutivas en mis contertulios (suegros). Además, otros temas salían una y otra vez desviando la conversación por otros berenjenales: ETA y su atentado en Madrid, la muerte de Sadam Hussein, y sobre todo las monerías que el pirulo (aka Unai) hacía constantemente para el delirio de sus aitonas. Hay que decir que estos tres temas han acaparado la conversación formal e informal durante la estancia de los suegros. La estrella sin duda alguna ha sido Unai, seguido de ETA/ PNV/ nacionalismos variados en España (tema siempre presente con el suegro, debido a su pertenencia casi religiosa al PNV), y de fondo y a ratos Sadam/ Irak/ y los americanos e ingleses y sus andanzas por el mundo...
Sin embargo, ahora todo ello queda ya muy lejos. Eso y la hora en que escribo no me deja expandirme mucho en esos temas.... Perdí mi oportunidad...
... De este periodo sólo me queda la inesperada cesión por parte de mi pareja justo al irse sus padres: "si quieres, en lugar de buscarnos una casa más grande, nos gastamos el dinero en comprar tierra por el sur, que sé que a tí te hace mucha ilusión", me dijo después de discutir sobre si merecería la pena endeudarnos más en este pais, o si por el contrario, debiéramos invertir en España. Desde entonces (eso fue hace sólamente una semana) he vuelto a acariciar el viejo sueño de tener mi terreno con olivos...