Aladierno: "Rhamnus alaternus", arbusto o arbolillo siempreverde, de apariencia tremendamente variable, se cría en todo tipo de terrenos, y es nativo de la región mediterranea. Truncado: (del verbo truncar), cortar una parte a alguna cosa; dejar incompleto el sentido de lo que se escribe o lee; quitar a alguien las ilusiones o esperanzas.

viernes, 1 de junio de 2007

Mi blog: vanidad? diario personal? Dumbledore's pensive?


El otro día, cenando con mi pareja en nuestro Trafalgar Tavern, discutimos el tema de los blogs, youtubes, flickrs, etc que tanto abundan hoy en día. Ella ya sabe que yo tengo un blog, y me hizo una confesión: ella mantiene un diario íntimo, pero lo mantiene en secreto, para ella sola...
En el año 2002 empecé mi propio diario personal llevado por la idea que me dió una amiga de escribir hasta 500 palabras diarias de lo que fuese, como un diario. Ni 500 ni a diario, pero aquel año escribí hasta 38 páginas A4 (Word, Times New Roman size 12) con 22 artículos y otras tantas ideas a desarrollar que nunca (hasta ahora) desarrollé. Disfrutaba escribiendo, escribía lo que me daba la gana, nombraba a quien quisiera y hablaba de mis pensamientos más íntimos: al fin de cuentas, nadie iba a mirar mi diario, tan bien protegido como está con su clave de acceso y todo!!. Sin embargo me ocupaba mucho tiempo, y no lo tengo. Por desgracia (o por fortuna, según se mire) tengo demasiadas aficiones y no me puedo dedicar a todas como debiera o me gustase. Lo hago por rachas. Así que lo dejé poco antes de acabar el año. Lo dejé hasta que descubrí el tema de los blogs hace justo ahora dos años. Tengo que decir que me enganchó enseguida, sobre todo por que me atraía la idea de seguir escribiendo mi diario "íntimo" de una forma anónima y sin preocupaciones del qué dirán, etc, con la ventaja añadida de poder compartir las ideas con otros similares a través del internet...
Han pasado dos años y me estoy planteando la idea de dejar el tema éste de escribir en el blog. Porqué? Pues porque de alguna manera estoy desilusionado con él. No es mi diario íntimo: a pesar del seudónimo, no puedo escribir la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad de lo que se cuece por mi cabeza, como lo haría en un diario personal. El hecho de que alguien te pueda leer hace que automáticamente cambies el estilo y el contenido.
Me decía mi pareja durante nuestra cena en el Trafalgar que para ella los blogs no eran más que medios para expresar la vanidad de las personas. La prueba de ello son los "indices de audiencia" que uno pueda agregar al blog en un momento dado (yo mismo tuve un contador de esos hasta no hace mucho), así como los "profiles views" que indican lo "popular" que eres. Realmente hay un cierto pique cuando te comparas con otros blogs y ves que tus audiencia es ridícula comparada con la de los demás. Es más, cuando haces algún comentario en otros blogs y firmas con tu "usename", automáticamente notas que tu audiencia sube, con lo que te hace entrar en el círculo de buscar más "amigos" para así aumentar tu "rating". Me parece patético, aunque yo sea el primero en caer en la trampa. En ese aspecto, tengo que reconocer que estoy de acuerdo con la idea de mi pareja.
Sin embargo, el blog te permite un diálogo a otro nivel, o por lo menos eso quiero pensar todavía. No a un nivel de intimidad sexual que sólo llegarás a tener con tu pareja, pero por lo menos existe una comunicación con otros seres, cosa que el diario íntimo no te deja...
...lo que realmente me gustaría es un imposible: la comunicación total con otros seres. Sin tapujos ni muros ni mentiras ni verdades a medias. Durante algún tiempo llegué a pensar que con el blog llegaría a comunicarme "a otro nivel" con otras personas, pero no es así. Nunca vamos a desvelar nuestras intenciones, opiniones, miedos, etc. Tememos que ello nos haga más vulnerables, que los demás tengan ventaja sobre nosotros, y por eso jugamos un constante "tira y afloja" con la información que nos intercambiamos continuamente...
... Mientras tanto, mantendré el blog a modo de el "pensive" de Dumbledore: un recipiente en el que guardas tus memorias y pensamientos para futura referencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comments? ¿Algo que decir?