Aladierno: "Rhamnus alaternus", arbusto o arbolillo siempreverde, de apariencia tremendamente variable, se cría en todo tipo de terrenos, y es nativo de la región mediterranea. Truncado: (del verbo truncar), cortar una parte a alguna cosa; dejar incompleto el sentido de lo que se escribe o lee; quitar a alguien las ilusiones o esperanzas.

jueves, 28 de febrero de 2008

Elecciones democráticas

Ya hemos recibido los papeles para el voto por correo de los residentes en el extranjero. Con papeletas para las elecciones generales y locales. Con nombres de partidos de los que jamás había escuchado en mi vida (como el SAIn o Solidaridad y Autogestión Internacionalista), o con aquellos que pensaba que hacía tiempo habían dejado de existir (¡¡la Falange Española de las JONS!!). Por supuesto, entre todas las papeletas recibidas también están la de los "habituales" (PP, PSOE, IU...), aunque no tengo la más remota idea de quienes son los candidatos...

¿A quién puedo votar?. Hombre, yo la verdad es que de todos los políticos que he visto en los diversos medios de comunicación, Zapatero es el que mejor me cae. ¿Que porqué? Pues porque me parece como más sincero y honesto que los demás, pero poco más. No dispongo de más información válida como para poder juzgarlo de otra manera. De todas formas, los mismos sentimientos tenía hacia Tony Blair y mira por dónde nos salió con lo de la guerra de Iraq, osea que a la larga, seguro que Zapatero también me la acabaría jugando de una forma u otra. La verdad es que no tengo a nadie a quién votar. Sin no conozco a nadie personalmente, ¿en base a qué criterio voy a votar para asegurarme una elección acertada?. Es imposible saberlo. Si ni siquiera te puedes fiar al 100% de tus propias amistades y conocidos (¡o incluso de ti mismo!), ¿cómo vas a hacerlo de alguien con el que jamás has conversado? Es que no puede ser posible que exista una persona que vote con la absoluta certeza de que su acción es únicamente por el beneficio de la mayoría. De que vote sabiendo a ciencia cierta de que el candidato elegido sea realmente el más apropiado para el cargo político en disputa...
¿Qué hago entonces? ¿Voto en blanco? ¿Paso de votar?. Mi pareja lo tiene muy claro, ella va a votar a los que siempre a votado. ¿Porqué? Pues..., porque sí. Le caen mal los "otros", y..., bueno, pues eso... Qué suerte que tiene por tener las ideas tan claras...
En fin, demasiadas cuestiones que se quedarán sin resolver. Me es completamente imposible decidirme por ningún candidato en concreto. Y sinceramente creo que la gente que vota lo hace sin ningún razonamiento que valga para justificar su decisión.
Conclusión: para mí, las elecciones democráticas no son más que un sinsentido al que nos hemos acostumbrado, sin preguntarnos a nosotros mismos si realmente son la "mejor" de las maneras de "gobernar" a un grupo tan grande de seres humanos que cohabitan en un espacio cada vez más reducido.

Comentarios:

Wed, 27 Feb 2008 22:08:31, ANÓNIMO dijo:
He visto en tu blog el comentario sobre los políticos en donde pone que uno no sabe con claridad cual es su opinión sobre los programas electorales de los partidos, ni si la política llevada por el gobierno actual ha sido la correcta, o si la política del partido de la oposición es mejor o peor para el pais. Lo que pone en tu blog es que no tenemos la información suficiente para opinar y que la opinion que nos llega no es fiable porque las fuentes no son parciales.
Pues bien, ultimamente estoy dandole muchas vueltas al asunto. Se supone que soy de izquierdas, mi familia es de izquierdas y la mayoria de mis valores los he ido adquiriendo en un ambiente que siempre a mirado con buenos ojos las teorias de "izquierda". La palabra " izquierda" tiene connotaciones positivas y la palabra "derecha" connotaciones negativas. Supongo que una pregunta que deberia hacerme es ¿que caracteristicas tiene la ideologia de izquierdas en politica? Y cuales las de la derecha.
Ultimamente, cuando voy a trabajar con otros compañeros de la empresa en un solo coche, todos juntos, suelen escuchar la cope, en la que la estrella principal es Federico de los Santos. Esta emisora se reconoce asi misma "liberal" y no le importa reconocerse de derechas. Escuchar a esta emisora que dice claramente cual es su ideologia y que su objetivo es difundir sin miedos ni complejos es a mi parecer escuchar los pensamientos intimos de una parte muy importante del electorado. Cuando voy con mis compañeros y escucho durante hora y pico esta emisora y luego, en el viaje de vuelta, intento hablar con estos sobre lo que piensan, descubro que suelen coincidir en la mayoria de los casos, gran mayoria, con lo opinado en la emisora. Para mi escuchar esta emisora me produce malestar, coraje y rechazo, pero para ellos parece producirles euforia, es como si escucharan por la radio lo que ellos piensan y al escuchar sus propios pensamientos estos se fortalecen y los consideran correctos. Para ellos lo que escuchan es la verdad y todo el que no esta de acuerdo esta equivocado..
Cuando miro en internet "libertad digital" la Prensa escrita, solo en internet, que dirige Federico de los santos, siento el mismo rechazo y cuando leo "el pais" Tambien en internet, Descubro que me siento mucho mas comodo, mas a gusto, las paginas de opinion de los que escriben en el pais me parecen razonables mientras que las que leo en "libertad digital" las encuentro desagradables.
No puedo decir si unas opiniones son mas acertadas que otras, lo ùnico cierto es mi respuesta emocional a ellas.
Para mi una respuesta emocional no garantiza validez a un argumento, aunque me resulte mas agradable unos planteamientos que otros.
En fin, solo es un comentario.

viernes, 29 de febrero de 2008 08:12:22 a.m., RHAM dijo:
Pues muchas gracias por tu comentario. Has dado en el clavo. Nos movemos de acuerdo a respuestas emocionales, instintivas. Parece que la idea del libre albedrío está cada vez más desechada. Para mí, en el fondo no somos más que animales con la falsa ilusión de que tenemos una voluntad libre, pero en realidad lo único que nos mueve es el instinto. La razón y la lógica cuentan poco.

Fri, 29 Feb 2008 11:58:1, ANÓNIMO dijo:
El caso es que, aunque sea cierto que somos solo un cerebro, muy complejo, y que todas nuestras emociones, nuestros pensamientos, sean producto suyo. Bueno pues, a mi cerebro parece que le da coraje no entender porque determinadas ideas producen bienestar a mis compañeros y a mi malestar, porque lo que para mi es evidente para ellos es descabellado. Lo que para mi es bueno para ellos es una fantasía o un error. Lo que para mi es el origen de la violencia para ellos es la mejor manera de erradicarla.
Es mas fácil hablar de política con alguien que tiene ideas diferentes a las tuyas cuando se hace a solas, uno frente al otro y sobre todo, cuando lo haces con alguien que te cae bien, que sabes que es sensato y buena persona. No solo te parecen razonables sus ideas si no que las mías también le parecen bien a el. El conflicto surge cuando se dice que el partido de izquierdas es mejor para conseguir esos objetivos, entonces se salta y vuelve a repetir los argumentos de la cope, zapatero mentiroso, corrupto.
Parece como si los mensajes de zapatero, aunque pudieran parecer razonables, solo por el echo de ser de zapatero, que como todos sabemos es un mentiroso y un corrupto, además de malvado patológico, hace que sea imposible estar a favor de ellos. Si eliminas a zapatero de la discusión es posible que acepte las ideas.
Parece que no somos tan diferentes, el origen de nuestras ideas políticas es distinto pero nuestro concepto de vida agradable y cómoda es el mismo, nuestra idea de la justicia es muy parecido, otras puede que no, pero tampoco son tan descabelladas.
Cuando se discute con un grupo, todos contra uno, todos contra mi, entonces no hay discusión posible porque compiten unos con otros para echar abajo mis posibles acercamientos. Es muy curioso como el comportamiento de los individuos dentro de un grupo, en lo relativo a hablar y a expresar opiniones tranquilamente, se altera, y cambia cuando cambian los que te escuchan.
Me contestas que el libre albedrío es una teoría equivocada, sin embargo a mi me gusta pensar que pienso lo que quiero y cuando quiero. Me desagrada que mi cuerpo reaccione bien o mal ante una idea cuando no me he enterado bien de lo que significa y cuando no le he dado las vueltas necesarias para poder estar convencido de que tal idea me desagrada por una razón u otra. También es cierto que si le doy muchas vueltas a un asunto, y luego le doy mas y mas vueltas, suelo terminar pensando que da igual una idea u otra, vivir de una manera o de otra, lo que afecta a nuestro bienestar no son los hechos sino lo que opinamos de ellos, y nos las opiniones razonadas sino lo que sentimos sobre ellas. Pero esta conclusión no me convence.

miércoles, 6 de febrero de 2008

PROYECTO 80%

Mira que no me gustan los mensajes tipo cadena, pero éste que recibí hace poco no he podido evitar mandarlo a todos los hispano-parlantes que tenía en mis contactos (espero que me alguna vez me perdonen). Era un mensaje sobre el proyecto 80%. Lo que yo mandé a mis contactos creo que explica suficientemente claro de qué va el tema:

"Buenas

Acabo de recibir el mensaje éste del "proyecto 80%". Básicamente se trata de animar a todo el mundo a votar en las próximas elecciones del 9 de marzo de forma que se consiga un récord (80%!) de participación en las urnas. La idea (y esperanza del que escribió ese proyecto) es que que como el tipo considera que en España la inmensa mayoría son de "izquierdas", pero no votan por pereza, falta de ilusión, etc, se corre el "peligro" de que vuelva a ganar la "derecha". Este mensaje se lo estoy mandando a tanto a personas de "izquierdas" como de "derechas". Si es verdad que los de izquierdas son mayoría, quizás entonces les merezca la pena votar a los de izquierdas... por si las moscas. A aquellos que consideren que el contenido del "proyecto 80%" se pasa de "rojo" (la verdad es que el que lo haya escrito no se ha cortado un pelo), deberían asegurarse que su voto llega a las urnas, no vaya a ser que la derecha española pierda de una manera espectacular, lo cual sería... humillante?

Pues nada, a ver si a consecuencia de este "proyecto" espabilamos todos un poco y conseguimos unas elecciones que realmente reflejen cómo piensan los españoles...

...aunque sólo sea por curiosidad...

Un saludo a todos

Rham"

A mí me llegó como un documento en "Word" del blog "lasombradeaznar.blogspot.com", o lo que es lo mismo, "80porciento.blogspot.com". Por desgracia, sólo miré esos blogs después de mandar el mensaje en cadena. Se trata de blogs de alguien que odia con toda sus fuerzas a la derecha española, en particular a los extremistas tipo Aznar & Cía. Yo no es que esté de acuerdo con la forma que tienen de hablar ni con el contenido de sus discursos (me refiero a los de la derecha española), pero a la hora de gobernar, realmente no me veo capacitado para criticar tanto a unos como a otros. No conozco personalmente a los candidatos de ningún partido, sólo tengo referencias indirectas que me llegan de los medios de comunicación, y como todo el mundo sabe (o más bien, debiera saber a estas alturas...), las "verdades" soltadas por dichos medios cambian según el color del cristal de las gafas con que se miren.

¿Cómo puedo votar a alguien que no conozco, o a un partido que todo lo que promete parece bueno si al final, realmente, los políticos harán lo que les venga en gana (bueno, más o menos)?!. En el fondo nadie dispone de información suficiente como para hacer un voto realmente a consciencia. Yo creo que la gente simplemente se deja llevar por las apariencias de los políticos, ya que, como el resto de los seres humanos, no hay nadie que sea honrado al 100%, el 100% del tiempo. Es que no existe esa persona. A lo único que la democracia puede aspirar es a hacer un balance general del optimismo/ pesimismo de la población, y a cambiar de gobierno cuando la población está cansada de las mismas caras. Los cambios siempre traen novedades que gustan, pero a la larga, siempre nos cansan las mismas caras, y pedimos un cambio. Los que andan en la oposición se aprovechan de ello únicamente para satisfacer su ansia de poder. Al fin y al cabo, la "clase" política no hace más que justificar lo que realmente son...

...es decir, humanos.