Aladierno: "Rhamnus alaternus", arbusto o arbolillo siempreverde, de apariencia tremendamente variable, se cría en todo tipo de terrenos, y es nativo de la región mediterranea. Truncado: (del verbo truncar), cortar una parte a alguna cosa; dejar incompleto el sentido de lo que se escribe o lee; quitar a alguien las ilusiones o esperanzas.

miércoles, 13 de agosto de 2008

Mis "malashierbas" favoritas

No sé por qué, pero les tengo cierta debilidad a este grupo de malas hierbas. En el fondo lo único "malo" de ellas es que aprovechan cualquier huequecillo que les dejes para crecer e intentar prosperar, como cualquier otro ser vivo (y de paso les quitan los recursos a las otras plantas que yo intento cultivar). De todas formas, como tampoco se pasan compitiendo contra las demás y también tienen estas florecillas tan majas, a veces (no siempre) les perdono la existencia con la condición de que me alegren la vista con su presencia. Son las siguientes (y la lista, por supuesto, crecerá con el tiempo):

La famosa pimpinela escarlata:
Yo pensaba que el nombre ese se refería sólo a un personaje novelesco, y mira por dónde la descubrí hará ahora un par de años creciendo en mi modesto jardín. Desde entonces, la dejo crecer donde quiera que aparezca. Una discreta preciosidad.


Después le sigue, por orden de "descubrimiento", el Lamium purpureum,
otra preciosidad que sólo puede ser apreciada cuando es observada de cerca. Lo que más me atrajo de ella en su momento fue la exquisita y nada simple forma de su flor, que quizás no se pueda apreciar del todo en la foto.

A esta otra (Borago officinalis) la descubrí inicialmente en España, estando de vacaciones cerca de Conil-Cádiz. Cuando la vi por primera vez pensé que quizás se tratara de algúna "escapadilla" de algún jardín cercano, pero con el tiempo aprendí que es bastante común, y no sólo eso sino que además (según Wikipedia) hay gente que se la come. Yo por ahora no lo he intentado, pero viendo lo bien que se me da en la huerta, no tardaré...
Por último (y por ahora), una especie de Veronica (¿persica?) que abunda tanto en los parques de Londres como por mi huerta, y de la cual fue su intenso color azul lo que hizo que me prendara de ella al instante.
En el fondo, se podría decir que ellas son las que hacen que vuelva a la huerta, porque desde luego, el resto de lo que cultivo, a veces da una penita...

1 comentario:

  1. Me ha gustado mucho ver como es la pimpinela escarlata. He encontrado esta página por casualidad pero creo que la visitaré más veces. Que sigas disfrutando de Londres, de tu huerto, y de muchas más cosas.

    ResponderEliminar

Comments? ¿Algo que decir?