Aladierno: "Rhamnus alaternus", arbusto o arbolillo siempreverde, de apariencia tremendamente variable, se cría en todo tipo de terrenos, y es nativo de la región mediterranea. Truncado: (del verbo truncar), cortar una parte a alguna cosa; dejar incompleto el sentido de lo que se escribe o lee; quitar a alguien las ilusiones o esperanzas.

lunes, 29 de septiembre de 2008

Tonto, estúpido, corto, descerebrado...

Eso te pasa por no saber decir que no cuando por otra parte te lo ves venir. A quién se le ocurre sino a tí. Veremos a ver si esto va a más o si se queda en sólo eso, una cagada mental que no demuestra sino una falta de raciocinio y control. Vamos, que es para que la gente no se vuelva a fiar de tí. Ni la gente, ni tú mismo. Por lo menos mientras perdure en la memoria.

Quizás aprendas del error, quizás te vuelvas más sensato, pero lo dudo. Lo dudo por que no creo que haya sido la primera vez que hallas hecho algo semejante. Es que va con tu personalidad. Es que no sabes controlar a tus interlocutores, a los que son más listos que tú, y la cagas de todas todas. Tan pronto como se den cuenta de tus debilidades se aprovecharán de tí de nuevo, y te harán caer de nuevo en el ridículo y la humillación. Eres un mediocre, y nunca vas a cambiar. Te lo mereces.

Y de castigo, mañana no vas a ir al zoo. Eah, ahí te jodes.

3 comentarios:

  1. yo suelo flajelarme, pero sin ánimo cristiano, más bien pagano....

    si te sirve de consuelo...

    ResponderEliminar
  2. Auch!! es lúdico retozar en la mierda pero a veces también es práctico perdonar a todo lo que nos rodea, incluso a uno mismo...

    ResponderEliminar
  3. "La escritura, como el bisturí eléctrico que cauteriza la herida en el momento de producirla, cicatriza las "otras heridas" en el instante en el que las imprimes en el papel" (idea de Juan José Milas de su libro "El Mundo")
    La entrada que hice no fue sino una tirita a la pedrada en la cabeza de el lunes pasado. Y funcionó.

    ResponderEliminar

Comments? ¿Algo que decir?