Aladierno: "Rhamnus alaternus", arbusto o arbolillo siempreverde, de apariencia tremendamente variable, se cría en todo tipo de terrenos, y es nativo de la región mediterranea. Truncado: (del verbo truncar), cortar una parte a alguna cosa; dejar incompleto el sentido de lo que se escribe o lee; quitar a alguien las ilusiones o esperanzas.

sábado, 22 de noviembre de 2008

Escherichia

Esta semana ha hecho noticia este pequeño ser vivo. Dicen por ahí que ha mutado en una granja de Inglaterra, y que a consecuencia de dicha mutación, este microbio se ha vuelto resistente a antibióticos del tipo de las penicilinas. ¿Hay algo nuevo en esto? ¡Pues no!. No sé de qué se extrañan los medios de comunicación, ya que si hay algún organismo vivo que se adapte mejor y más rápido a los cambios de su medio ambiente, ésas son las bacterias. Y claro, si tenemos bacterias que viven en las ubres de las vacas lecheras de alta producción, que la única manera de mantenerlas es o bien extremando las condiciones higiénicas (lo cual es caro) o bien chutando a las vacas con antibióticos a modo de parche, para evitar las enfermedades (más barato a corto plazo), pues la opción está clara, ¿no?. Es evidente que un mogollón de animales relativamente delicados y especialistas, en un espacio reducido, hartándose de comer para producir el máximo de leche, no podrían vivir de otra manera sino con la intervención del hombre. Para estos bichos sus condiciones "naturales" en las que pueden prosperar son precisamente las condiciones "artificiales" que se les ha impuesto por otra especie: nosotros.
Pero claro, es que hay una demanda bestial de leche. Y en plan "natural" no se daría abasto para tanta demanda. De ahí que los granjeros empezaran a seleccionar aquellos animales que produjeran más leche. Y que cuando todo el mundo que producía leche lo hacía con los mismos animales especialistas, la competencia por ver quién producía más barato hizo especializar las ganaderías lecheras convirtiéndolas en sistemas cada vez más intensivos, recortando todos aspectos costosos apararentemente innecesarios, haciendo la producción cada vez más eficiente, más barata...
Y claro, toda acción tiene una reacción, a veces predecible, a veces no. Y es entonces cuando la diminuta Escherichia hizo lo que siempre ha hecho, reproducirse. Y con la reproducción vininieron las mutaciones, de forma que sólo las más "fuertes" sobrevivieron a los cambios de su medio ambiente natural, haciéndose resistentes a los nuevos antibióticos...
Y como vuelta de tuerca al efecto mariposa de un nucleótido trastocado en nuestra Escherichia, otras bacterias se aprovecharán del éxito de su vecina, le robarán el secreto y lo usarán contra quienes intenten agredirlas. Y si éstas son bacterias de las "malas"..., y si alguno tiene la mala suerte de cruzarse por su camino...,

... pues a consecuencia de nuestro gusto por la leche, más de uno la va a pasar canutas...

... es... la vida.