Aladierno: "Rhamnus alaternus", arbusto o arbolillo siempreverde, de apariencia tremendamente variable, se cría en todo tipo de terrenos, y es nativo de la región mediterranea. Truncado: (del verbo truncar), cortar una parte a alguna cosa; dejar incompleto el sentido de lo que se escribe o lee; quitar a alguien las ilusiones o esperanzas.

jueves, 22 de enero de 2009

Grooming


Me gusta este verbo. Se puede traducir del inglés de varias maneras, pero la que más me interesa es la de “acicalar”, y particularmente dentro del contexto de “mutual grooming” o “acicalamiento mútuo”. Ésta viene a ser una actividad que suelen llevar a cabo ciertas especies de animales que viven en grupos, y tiene, aparentemente, varias funciones: los animales que la practican encuentran una manera de desparasitarse que de otra manera no podrían por sí mismos. Lo único que deben de hacer es devolver el favor de una forma u otra, normalmente acicalando al colega que a priori te hizo el favor. De esta relación aparece la siguiente y creo que más importante función del "grooming": la de una herramienta social que permite establecer y mantener las relaciones dentro de un grupo y lo hace funcionar como tal. Esto se observa a menudo en los grupos de primates, donde a menudo se ve cómo se quitan los piojillos entre unos y otros.

El efecto del “grooming” como herramienta social es tan fuerte que, a veces puede incluso implicar la expulsión de un individuo de un cierto grupo. De hecho, una de las formas de ver el estatus de cada individuo dentro de estos grupos es ver el nivel de grooming a que está sometido o que tiene que realizar: mientras más compañeros para grooming tenga el individuo, mejor situado estará dentro de su grupo y recibirá más apoyo en cualquiera de sus conflictos. Por otra parte, aquel individuo que no participa en esta actividad, se ve normalmente desplazado a la periferia del grupo, más expuesto a los peligros, y obtendrá menos ayuda por parte de sus compañeros. Estos individuos, tan alejados de la jerarquía del grupo, tienen por lo general una esperanza de vida menor que el resto: aparte del riesgo que implica el estar fuera de la protección del grupo (los depredadores cogerán primero a los que estén fuera), la misma situación de “estar fuera” provoca stress en el animal, lo cual lo hace más vulnerable al ataque de infecciones, etc., y ello a su vez más propenso a quedarse rezagado con respecto a los demás, etc., etc. Hay por lo tanto un fuerte incentivo en permanecer dentro del grupo de los que se “acicalan” mutuamente, sobre todo por lo difícil que es romper el círculo vicioso de los desterrados una vez que caen en él…

Como buenos primates que somos, nosotros los humanos también practicamos el grooming, aunque con una diferencia: nuestro grooming lo hacemos por medio de nuestro lenguaje (hay quien dice que el lenguaje humano evolucionó como una forma de acicalamiento mútuo). Evidentemente, nuestras circunstancias son infinitamente más complejas que las de otros primates (o por lo menos eso nos gusta creer), empezando por que no pertenecemos a un solo grupo, sino a varios más o menos interconectados: al de la oficina, el de la casa propia de uno, al de los amigos con los que uno “sale” o “socializa”, al de los familiares, o incluso se pudiera decir que al de los “grupos sociales virtuales” como pudieran ser por ejemplo los blogs y demás. Uno ocupará distintas posiciones en cada grupo, estando más o menos dentro de cada uno, más o menos expuesto a los estreses de la vida en la periferia, acicalando o dejando de acicalar…

La realidad es que, releyendo lo escrito, no puedo evitar la comparación entre lo que veo en mi oficina a diario y un grupo de mandriles (aquí o haces "grooming" o te comen los piojos)..., pero bueno, por fortuna para mí, tengo otros "grupos sociales" donde me encuentro más "acicalado": por ejemplo y sin ir demasiado lejos, los macacos de mi casa…, por lo menos por ahora, claro.

2 comentarios:

  1. la pelicula que tengo es zeitgeist 2...adennum...la segunda...la cual no precisa de que se haya visto la primera para ver esta...esta, la segunda..es una obra maestra. Pero no es la primera, no es la que nombra de Dios etc...por lo tanto habló de una pelicula que DESCONOCE. En fin...yo a mi iglesia no, pero si yo a mi bola, y usted a la suya.

    ResponderEliminar
  2. Estimado Apologética: he visto ambas películas de Zeitgeist, y la segunda (a la que hace referencia) no es más que una continuación de la primera, en donde entre otras cosas se reafirman de alguna manera las ideas expuestas anteriormente, o por lo menos esa fue mi interpretación cuando la ví. De ahí mi comentario en su blog que, por otra parte, veo que no lo ha publicado: se habrá sentido ofendido por mis palabras? Si ese hubiese sido el caso, le pido mis disculpas...
    ... aunque de todas formas, no sé, no sé, pero este tipo de respuesta suya no me cuadra mucho con lo que predica en su blog..., pero bueno, como usted mismo a indicado, cada uno a su bola, y encantado de haberle "conocido"

    ResponderEliminar