Aladierno: "Rhamnus alaternus", arbusto o arbolillo siempreverde, de apariencia tremendamente variable, se cría en todo tipo de terrenos, y es nativo de la región mediterranea. Truncado: (del verbo truncar), cortar una parte a alguna cosa; dejar incompleto el sentido de lo que se escribe o lee; quitar a alguien las ilusiones o esperanzas.

domingo, 7 de junio de 2009

Yo cuando sea mayor quiero ser como Darwin

Me explico. No es que quiera ser famoso ni sacarme una teoría que revolucione el entendimiento del mundo que nos rodea (aunque esto segundo no me importaría), sino que después de visitar hace ya un tiempo la casa del ilustre inglés en Down, al sur de Londres, me di cuenta que en realidad el Sr. Darwin no tenía nada de especial, sino que fue un afortunado hijo de la alta sociedad británica al que todo se lo pusieron, como quien dice, en bandeja de plata. Vale que este hombre no era tonto y fue muy perseverante con sus ideas y teorías, pero fue su riqueza personal heredada que le permitió vivir holgadamente y sin necesidades ni preocupaciones que para otros nos son 'de rutina'. Y a eso es a lo que yo voy: a mí me gustaría tener la libertad de, como el Sr. Darwin, darme la vuelta al mundo sin pensar en el costo y demás, por que para eso está tu padre, ¿no?. Ya hay gente hoy en día que también se está dando la vuenta al mundo como por ejemplo el genial Ignacio Izquierdo. Yo no sé cómo se financiará este hombre en particular semejante aventura (ni me importa, siempre y cuando siga publicando en su blog como hasta ahora), pero en mi caso, cuando tuve mi oportunidad quizás no tuve el coraje o la decisión (ni por supuesto el dinero) como para lanzarme a semejante aventura. No me faltaron ganas (que de hecho fueron las que me trajeron a Londres), pero enfín, que estoy seguro que si hubiera habido un apoyo económico similar al de la familia Darwin otro gallo hubiese cantado...
Eso en cuanto a la fase de la juventud. Un par de años más tarde del paseillo en el Beagle, el Sr. Darwin decidió quedarse en Londres en el caserón de Down, con una buena mujer a la que convirtió en una máquina de parir (nada menos que diez niños que tuvo la pobre). De nuevo, la familia Darwin no lo tuvo nada difícil: tenían criados que le hacían de todo, hasta la educación de los churumbeles, que la tenían en su propia casa (o sea que nada de tener que llevarlos al cole todos los días, ayudarles con sus tareas, actividades extraescolares, etc, etc). El día a día del Sr Darwin consistía en el pasearse por su inmenso jardín estudiando, investigando y descubriendo nuevas ideas (más enganchado a la dopamina que un camello a la anfetamina que estaba el hombre). Total, tenía todo el tiempo del mundo para dedicarse a su 'trabajo', que más que llamarlo así tendría que llamarse su hobby: algo que haces para rellenar tus ratos libres cuando los tienes. Y claro, como el Sr Darwin no tenía que 'trabajar' para vivir, pues entonces se dedicaba a vivir para su 'trabajo' (y para procrear, por que no paraba el tipo éste).
Enfín, enfín, que cuando sea mayor yo también voy a ser como el Sr Darwin...,
...un momento, ¡me cago en la p...!, ¡si yo ya soy mayor!!!!

3 comentarios:

  1. jajaja.. tan mayor no eres.

    El Sr Darwin, en vez de convertirse simplemente en un noble borracho y jugador como tantos, se dió a la investigación ... esa suerte que tuvimos :)

    Y si, quien dice que el dinero no da la felicidad es que tiene dinero suficiente para ser feliz.

    Yo quiero dar mi vuelta al mundo y también soy mayor pero, salvo el dinero, no tengo nada que me impida hacerlo, lo haré, supongo, espero! ^_^

    ResponderEliminar
  2. Bueno... también hay muchos genios por ahí que lo han tenido difícil y han conseguido salir adelante con tesón. Quizás si el Míster hubiera nacido pobre también habría hecho su teoría... Otra cosa es qeu en aquellos tiempos, en el Londres elitista era algo difícil entrar en algunas sociedades a no ser que fueras alguien... Cuantas veces vamos a mencionar el ejemplo del ladrón Graham Bell...

    Y sobre el señor Izquierdo, resulta que su viaje se concentra en Asia, donde un salario europeo da para vivir un año...

    Por cierto, por qué no puedo comentar en el siguiente post para felicitarte por tus cuatro años y pedirte que sean muchos más? Es que estás tratando de limitar nuestra libertad de expresión???

    ResponderEliminar
  3. Monttse: buena suerte en tus empeños, tanto si das una vuelta por el mundo como si no.
    Amigo Sirventes: lo de los comentarios de mis post tiene una explicación. Los hago por email desde el curro, cuando no tengo nada mejor que hacer. Como desde el curro no puedo hacer el login ni modificar el aspecto del blog, las entradas me salen sin opciones para comentarios, y ésto lo tengo que hacer más tarde desde casa, cuando no tengo nada mejor que hacer... Por supuesto que nada más lejos de mi intención que limitar la libertad de expresión de nadie, aunque tengo que reconocer que este blog lo intento usar más como un medio para plasmar ideas que me cuelgan de la cabeza que de comunicarme con los demás. De todas formas, y si ves que la opción de los comentarios no está disponible, siempre me los puedes dejar via email (está en mi 'perfil'), que yo los incluiré más tarde en la entrada.

    ResponderEliminar

Comments? ¿Algo que decir?