Aladierno: "Rhamnus alaternus", arbusto o arbolillo siempreverde, de apariencia tremendamente variable, se cría en todo tipo de terrenos, y es nativo de la región mediterranea. Truncado: (del verbo truncar), cortar una parte a alguna cosa; dejar incompleto el sentido de lo que se escribe o lee; quitar a alguien las ilusiones o esperanzas.

viernes, 20 de noviembre de 2009

El librito

Por fin. Por fin lo acabé. Llevaba ya mucho tiempo mirándolo en la estantería de mi dormitorio y preguntándome qué es lo que ese dichoso librito tendría en su interior que hubiese causado semejante revuelto como el que produjo allá en su momento cuando fue publicado. Además, siempre me he planteado la cuestión de su origen en mi casa: tengo que reconocer que no sé cómo ha ido a parar a nuestras manos, aunque me imagino que habrá sido donado/ olvidado por amigos que han dejado Londres hace ya tiempo, con lo cual ahora, huérfano de otros propietarios, vive en nuestra casa y también, después de más de tres meses de continuos esfuerzos y paciente lectura interrumpida, en mi memoria.
Se trata de 'Los versos satánicos' de Salman Rushdie. Después de tantos años de 'espera' acumulando polvo por fin me decidí a leerlo y acabarlo (aunque me costó trabajito). Y es que es uno de esos libros que te los lees más que nada por obstinación, por que ya que he empezado esto me lo leo yo como que me llamo 'pericolospalotes', vamos, que más que disfrutarlo me lo tomé como una cuestión personal de puro compromiso conmigo mismo. Eso y la intriga del porqué al señor Rushdie le impusieron una 'fatwa' o pena de muerte por escribir el librito de los cojones. ¿Sería por aburrido? ¿Sería por ininteligible a ratos? ¿O por algo sumamente ofensivo contra los musulmanes y/ o su religión? Evidentemente tendría que ser la última cuestión, y aunque me podría haber informado de dicha controversia a través del Internet, sería imperdonable no saciar la curiosidad teniendo la fuente original de información a mano, con polvo y alguna que otra telaraña incluida.
¿Pues saben qué? Que la curiosidad ha quedado satisfecha, y que a pesar de lo tedioso que pudiera resultar la lectura del librito en cuestión al final hasta casi me 'enganchó', y además me ha permitido aprender mucho sobre el Islam y la intransigencia de aquellos que persiguen al autor.
Aprendido: el Corán no es más que un libro cuenta lo que el 'profeta' Mahoma relató a sus seguidores (o que dictó un escriba según 'Los Versos Satánicos', por que por lo visto él no sabía escribir en aquel entonces) sobre las visiones/ revelaciones que el arcángel Gabriel le dio durante una tira de años. Estas revelaciones del susodicho arcángel son como un manual de instrucciones para absolutamente todo en la vida (de aquel entonces me imagino), incluyendo (y no bromeo) cómo se debe uno limpiar el culo!!. Curiosamente, ninguna de estas revelaciones fue nunca en contra de los intereses del mismo profeta, sino en contra de aquellos que no lo creyesen o siguiesen a pie puntilla sus indicaciones (how convenient!).
Yo me imagino que si hoy en día alguien viniese con semejante historia la mayoría del personal lo tomaría por un colgado/ loco o drogado y/o alucinando a colores, y con un morro que se lo pisaba. Pero como sucedió hace mucho tiempo, y de alguna manera se impuso y se convirtió en tradición, ahora es otra de las guías espirituales que 'atormentan' a la humanidad. Bueno, la verdad es que la culpa no es de estas guías (Biblia, Corán, etc), sino del uso e interpretación que los humanos puedan hacer de ellas…, es decir, nada bueno en un gran número de casos!! Enfin, enfin...