Aladierno: "Rhamnus alaternus", arbusto o arbolillo siempreverde, de apariencia tremendamente variable, se cría en todo tipo de terrenos, y es nativo de la región mediterranea. Truncado: (del verbo truncar), cortar una parte a alguna cosa; dejar incompleto el sentido de lo que se escribe o lee; quitar a alguien las ilusiones o esperanzas.

lunes, 22 de febrero de 2010

Ágora

Este pasado fin de semana vimos por fin la película de Ágora de Amenábar. Una película que disfruté de principio a fin, aunque por razones muy distintas de la otra cinta que más impacto me ha hecho últimamente, la de Avatar. Así como ésta te mantiene interesado más que nada por el espectáculo visual que es, Ágora me encantó por que es otro tipo de espectáculo: aquel que te hace pensar, darte cuenta de muchos aspectos de la naturaleza humana que, por fortuna o por desgracia, apenas a cambiado desde los tiempos de la caída del imperio romano. 
Veamos. Tenemos por ejemplo a Hipatia, hija de la alta sociedad romana de su momento, matemática, filósofa y astrónoma, mente preclara donde las hubiera en aquellos tiempos que, aunque intenta descifrar los misterios de la naturaleza que la rodea a través de la observación y el razonamiento, era incapaz de prescindir del concepto de la esclavitud que, entre otras cosas, seguramente le permitía mantenerse en su posición privilegiada de vida ‘regalada’ para así poder dedicarse a otras ocupaciones más elevadas que el mero trabajo para la subsistencia. Se me quedó grabada la frase que dice al principio de la película cuando se refiere a los esclavos en cuarto lugar en el 'orden de las cosas' (‘…personas, animales, cosas y esclavos…’). Aunque ella continuamente intenta aplicar la lógica y el sentido común para explicar el porqué del movimiento anómalo de las llamadas ‘errantes’ hasta tal punto que le quitaba el sueño, es por otra parte completamente ajena a la situación de ‘injusticia social’ que soportaban sus esclavos. Es más, esa situación parece que la entiende como algo ‘natural’ y por lo tanto perfectamente aceptable y entendible, no merecedero de ningún pensamiento al respecto. 
Por otra parte, sus discípulos, todos pertenecientes a la clase alta también, y de alguna manera pre-destinados a mantener su estatus social de alguna manera u otra. Sobre todo está Orestes, enamorado sin esperanza de Hipatia, que aunque acaba siendo el prefecto romano de Alejandría (con todo el poder que ello supondría), no tiene más remedio que declararse cristiano para mantenerse en el puesto con el apoyo de la creciente mayoría de cristianos, (aunque al final su amor por Hipatia le pierde). El claro ejemplo de político chaquetero que realmente pasa de complicarse la existencia más de la cuenta con tal de que le dejen disfrutar de su poder y alto estatus social, pero que en el fondo sigue teniendo algo de 'bueno'. 
Y bueno, me podría extender muchísimo describiendo lo que cada personaje me hizo pensar, pero acortaré el tema remitiéndome a los cristianos de la película y las similaritudes con la situación del islam en nuestro mundo occidental. En esta historia los cristianos muy bien pudieran ser descritos como los actuales extremistas islámicos, intolerantes a otras religiones y agresivos en la predicación de su religión (¿quizás una de las causas de su rápida expansión?). En aquel entonces el cristianismo creció tan rápidamente que de alguna manera 'desbordó' las previsiones de los estratos sociales establecidos, de forma que la única solución para la mayoría fue la de volverse cristiano (o morir en el 'desintento'). 
Hmm, ¿no dicen por ahí que el islamismo está creciendo a un ritmo acelerado, y que de seguir así Europa tendrá mayoría musulmana antes de mediados del presente siglo?. Si en aquel entonces la 'revolución cristiana' acabó con lo que quedaba del imperio romano y con la biblioteca de Alejandría, metiendo a la civilización humana occidental de entonces en una época oscura plagada por la falta de razón y lógica, y llena de oscuras y absurdas ideas religiosas, ¿qué será lo que nos depare la posible 'revolución islámica' que está al caer? ¿caerá nuestra biblioteca de Alejandría (i.e. Internet) con ella? ¿Volveran los conocimientos de la 'civilización occidental' a una 'edad media' intelectual otra vez?...
Bueno, es especular por especular. Quién sabe, aunque espero que no sea así...
… Y mientras tanto, el planeta Tierra sigue flotando en su trayectoria elíptica alrededor del Sol (como se ve repetidas veces durante la película), impasible a los acontecimientos minúsculos que se suceden causados por los microbios que pueblan su superficie, que somos todos nosotros.

2 comentarios:

  1. A mi me pasó una cosa rara.

    Me gustó la historia en sí, pero no la forma de contarla.

    Demasiados planos aéreos, viendo a la gente como hormiguitas correr,.. viendo el planeta, acercandonos a Alejandría desde el espacio.

    Demasiado frio para mi. Le cortaba el ritmo a la peli.

    Pero sobre tu reflexión te doy mi opinión: no creo que Alemania, Los escandinavos, los anglosajones, España o Italia se vuelva musulmana.

    Que estemos siendo "invadidos" o lo seamos y que se pueda vivir tranquilamente siendo de una u otra fé es algo que está por ver,.. porque hoy por hoy los radicales son ellos y la vida no es como antes.

    Hoy ya no es tan facil asustar a la masa y la religión no tiene el poder politico y economico suficiente como para convertirse en dictadura a nivel mundial como hizo el cristianismo en su dia.

    ^_^

    Como ejemplo, un botón: yo no podría ser nunca musulmana, porque se como mienten y manipulan y no me considero cristiana tampoco, por lo mismo.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, Monttse, sobre gustos no hay nada escrito. Y en cuanto a la expansión de la religión musulmana, ojalá que lo que crees se vuelva realidad, no me apetecería volver a un mundo más irracional de lo que ya es.

    ResponderEliminar

Comments? ¿Algo que decir?