Aladierno: "Rhamnus alaternus", arbusto o arbolillo siempreverde, de apariencia tremendamente variable, se cría en todo tipo de terrenos, y es nativo de la región mediterranea. Truncado: (del verbo truncar), cortar una parte a alguna cosa; dejar incompleto el sentido de lo que se escribe o lee; quitar a alguien las ilusiones o esperanzas.

domingo, 26 de mayo de 2013

La estrategia del cocodrilo

Si tuviéramos que medir el éxito de una especie, uno de los mejores parámetros a tener en cuenta sería, desde mi punto de vista, el periodo de tiempo que dicha especie lleva viviendo más o menos evolucionada en la historia de la vida en nuestro planeta.

Los cocodrilos llevan viviendo más o menos sin cambiar su forma fundamental desde la época de los dinosaurios. Existen otras especies animales
como las tortugas o los tiburones que tampoco parece que hayan cambiado mucho desde aquellos tiempos, o incluso desde mucho antes, pero para lo que me interesa, me voy a concentrar en el cocodrilo.

Son bichos aparentemente bastante inactivos, se pasan la mayor parte del tiempo quietos, dormidos, aletargados, aunque en el fondo quizás estén más alertas de lo que uno se pueda imaginar. De hecho, ésta es una estrategia que les ha permitido adaptarse a cambios brutales de su medio ambiente habitual, como lo prueban ciertos cocodrilos que sobreviven en mitad de desiertos africanos, que por lo visto se pasan la mayor parte de su tiempo semi-enterrados en espera de algún que otro chaparrón que les llene el oasis. De esta forma, adaptando su metabolismo a los cambios del medio que les rodea, pueden sobrevivir durante muchos años. La estrategia de estar todo el día tirados parece que les sirve...

Aunque cualquiera que los viera pudiera decir también que en lugar de tirados se pasan la mayor parte de su vida "meditando"...

De hecho, lo que yo entiendo sobre la meditación es simplemente el estar quieto, tanto física como mentalmente, aunque no dormido, sino alerta. Consciente en todo momento de lo que te rodea.

Curiosamente, la gente que suele meditar disfrutan, por lo visto, de buena salud y de una vida larga por lo general. Además, parece que está probado que los "meditadores profesionales" son "más felices" que el resto de las personas. Lo único es que si te pasas el tiempo meditando no tendrías mucho tiempo para los otros menesteres que nos ocupan la vida al resto, como ir a trabajar, cuidar le la familia, gimnasio, huerta, ver la tele, leer, etc, etc. Simplemente a estos profesionales de la meditación no les es necesario dedicarse a esas otras tareas. Son felices con lo que tienen. No necesitan prosperar porque ya tienen lo que quieren.

Si todo el mundo meditase, la economía mundial y el acelerado progreso de la humanidad de por seguro que se iba al carajo..., pero quizás con ellos también se acabarían los problemas que dicho desarrollo conlleva...

No sé, quizás sería una buena idea para la supervivencia de la especie humana que adoptáramos la estrategia del cocodrilo...